Alonso y Ferrari se ahogan

Al encargado de la previsión meteorológica de Ferrari sólo le faltó predecir sol. En la vuelta 17 el augur de turno anunció que decrecía la lluvia, mandaron entrar a Fernando Alonso, le pusieron neumáticos intermedios (eficaces con poca agua, pero suicidas sobre charcos)… y comenzó a diluviar. Tanto, que el coche de seguridad apareció por tercera vez sobre la pista para contener el ímpetu de los participantes e impedir accidentes …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído