La E. coli pone contra las cuerdas el mito de la perfección alemana

En sólo cinco décadas, Alemania consiguió resurgir de los escombros de la Segunda Guerra Mundial para convertirse en la locomotora económica de Europa, su potencia más industrializada y uno de los mayores símbolos de progreso por antonomasia a escala mundial. Sin embargo, en apenas un mes, un diminuto microorganismo, la Escherichia coli enterohemorrágica (EHEC), ha acabado con 34 vidas en Alemania y otra en Suecia y ha infectado a tres millares de personas ante la mirada impotente de autoridades y científicos, dañando seriamente el icono de perfección atesorado y exportado durante décadas por Alemania, la primera potencia de la Unión Europea …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído