El Gobierno limita la nueva ayuda por rehabilitación de vivienda

La deducción en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) por obras de mejora es aplicable a cualquier tipo de vivienda propiedad del contribuyente, ya sea la residencia habitual o cualquier otra, incluidas las que se ponen en alquiler, con la única excepción de que no estén afectadas a actividades económicas por parte del contribuyente … Así, se podrá deducir el 20% de las cantidades invertidas en las obras efectuadas en la casa, con el límite de 6.750 euros anuales. Dicha base máxima de deducción se reducirá progresivamente para aquellos ciudadanos que tengan una base imponible superior a los 53 …

Lea el artículo completo en www.cincodias.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído