Rubalcaba dice que el Gobierno vuelve a los 120 km/h por «coherencia» y asegura estar «encantado» con el debate suscitado

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, explicó hoy que el Ejecutivo levantará la limitación de la velocidad a 110km/h en autopistas y autovías por «coherencia», ya que recordó que se instauró con carácter temporal y por los precios del petróleo, si bien se declaró «encantado» de que se haya suscitado un debate en el que han surgido, asegura, «más defensores» de rebajar el tope que cuando se implantó.

Rubalcaba se explayó durante varios minutos en su respuesta a la pregunta que le formuló al respecto una periodista en la rueda de prensa convocada en La Moncloa para presentar el Plan Verano 2011. Allí definió el límite de 120 km/h como «un equilibrio entre la seguridad y la comodidad de quien viaja», aunque reconoció que otros países lo han fijado en 110, otros en 130 y otros, «cada vez menos», no ponen un tope en autopistas.

Admitió también que si se baja la velocidad máxima se reduce la mortalidad, pero advirtió que «ese argumento nos llevaría a bajar a 90» y que, además, en España los accidentes mortales tienen lugar «muy mayoritariamente» en las carreteras secundarias. «Ésas son las que nos preocupan», aseguró.

Sobre la rebaja «transitoria» a 110, Rubalcaba recordó que se tomó cuando el petróleo estaba a 115 dólares el barril y con previsiones de seguir subiendo por la inestabilidad en el norte de África; unas previsiones que se cumplieron, pues el barril llegó a ponerse a 127. El pasado viernes, en cambio, cuando el Consejo de Ministros aprobó la vuelta a los 120 km/h, había bajado a 105 dólares, hoy a 103 y el Gobierno espera que «se estabilice en torno a los 90».

Así, argumentó, «si lo hicimos por eso y con carácter transitorio, hemos sido coherentes», a pesar de que, según dijo, «nos han salido amigos, así es la vida»; unos nuevos defensores de limitar la velocidad en carretera a quienes dijo que echó mucho de menos cuando el Gobierno la rebajó a 110 para reducir el gasto en gasolina y sufrió duras críticas por ello.

No obstante, Rubalcaba concedió que se trata de «un debate pertinente» y «muy interesante», pues «no hay nada más importante que discutir los temas de tráfico», que afectan también al consumo de energía y el medio ambiente. «Ojalá tuviéramos más de éstos», continuó reflexionando. «Estoy encantado de que se haga debate, pero no es lo que dijimos hace cinco meses».

En cualquier caso, el vicepresidente concluyó recordando que, al derogar la limitación temporal, no se obliga a nadie a conducir a 120. «Si usted ha descubierto en estos meses que a 110 se va bien y se ahorra gasolina, vaya usted a 110», recomendó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído