Los críticos del PSC ven una «tomadura de pelo» que la dirección no introduzca cambios en el congreso

La plataforma Congrés des de Baix ha considerado una «tomadura de pelo» que la ejecutiva del PSC haya cerrado la puerta a ampliar el número de delegados que tendrá el congreso de otoño, según ha informado en un comunicado.

La plataforma ha sostenido que lo que cuenta en los congresos es el número de delegados y que aumentar la participación de las agrupaciones sin aumentar el número de delegados con derecho a voto responde únicamente a querer «aplacar» las quejas de los últimos días.

Según aprobó el Consell Nacional a mediados de junio, el congreso tendrá entre 780 y 800 delegados, cuando al cónclave que se hizo hace cuatro años asistieron más de 1.200.

El viceprimer secretario y portavoz del PSC, Miquel Iceta ha explicado que esta petición no es posible, aunque ha abierto la puerta a que los invitados en el congreso –que hasta ahora no han tenido ni voz ni voto– tengan algún papel que vaya más allá de la mera asistencia, algo que aún debe concretarse.

Congrés des de Baix ha lamentado estas declaraciones después de la aprobación de un reglamento –según la plataforma, su resultado hubiera sido diferente si el voto hubiera sido secreto– que deja sin representación a agrupaciones enteras, como la de Roses.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído