De luna de miel a 15 kilómetros de distancia

Días antes de la celebración, su enlace estuvo plagado de rumores. Ahora la luna de miel va por el mismo camino. El príncipe Alberto de Mónaco y su esposa, Charlene, llegaron a Sudáfrica la semana pasada para descansar de los fastos de su boda de dos días. La pareja había dado a conocer que invertiría su tiempo de descanso en un lujoso hotel en la costa sudafricana, país de origen de la novia …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído