Dos policías de parranda

En Miami Beach había por lo menos dos policías que creían que la protección del ciudadano incluye salir de copas, bailar en una discoteca y pasear por la playa a los turistas en una moto todoterreno, bajo la luz de la luna … Durante la madrugada del pasado 2 de julio, los agentes Derick Kuilan y Rolando Gutiérrez patrullaban la famosa calle Ocean Drive, cuando decidieron entrar en el Hotel Clevelander para ver cómo estaba el ambiente …

Lea el artículo completo en www.elmundo.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído