Kaká se queda en blanco

Cinco de cinco: el Real Madrid cuenta por triunfos sus partidos de pretemporada. Engrasado y con un año de lección bien aprendida, es un equipo reconocible y sólido, estratificado y con estilo; El de Mourinho: serio, vertical y dominador por fuerza ante rivales de entidad menor, el último un Leicester con historia dorada y presente tibio, en manos de Eriksson a la caza del regreso a la Premier … Peor que hace unos días en Berlín, el Real Madrid fue superior ante un rival muy ilusionado pero terriblemente limitado, cómodo con el balón por los aires y la refriega cuerpo a cuerpo pero sin más armas …

Lea el artículo completo en www.as.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído