Un impuesto europeo de Sociedades elevaría la presión fiscal…

El compromiso alcanzado ayer por el eje franco-alemán tras la reunión bilateral celebrada en París de aplicar un Impuesto sobre Sociedades común para ambos países a partir de 2013 traerá consecuencias económicas para el resto de los países de la Unión, y también para España … Si se adopta esta armonización de la base imponible la mayor duda que se plantea es qué ingresos dejarán de gozar de incentivos y exenciones fiscales, ya que de ello depende, en buena parte, la presión fiscal que deberán soportar las empresas …

Lea el artículo completo en www.eleconomista.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído