Mourinho mete el dedo en el ojo al segundo entrenador del Barcelona

Partido con mucha tensión, tanta que acabó en tangana como suele ser costumbre en los últimos clásicos. Una durísima entrada de Marcelo a Cesc en los últimos minutos provocó una trifulca entre jugadores en la que hubo más que palabras bonitas. Fueron expulsados el propio Marcelo por la entrada y Ozil y Villa por su reacción a la jugada …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído