La reforma de la Constitución disgusta a los defensores de la sanidad pública

El acuerdo entre el PSOE y el PP para fijar en la Constitución un límite al déficit de las administraciones públicas contrarió este viernes a la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp), que lo consideró «negativo» y contrario al Estado del bienestar y a los sistemas públicos sanitarios.

La Fadsp afirmó que esta reforma «impedirá que las administraciones públicas puedan recurrir al endeudamiento público para construir infraestructuras sanitarias que requieren de una importante inversión inicial» y que «es muy difícil afrontar sin recurrir al endeudamiento».

Además, esta entidad señaló que el acuerdo «limitará la capacidad para adquirir y reponer recursos y equipamiento, así como para desarrollar los planes directorios de mejora de hospitales y centros de salud, que también precisan de inversiones».

La Fadsp señaló, asimismo, que «pondrá en riesgo la capacidad de mantenimiento de los servicios sanitarios, sobre todo en tiempos de crisis como la actual», ya que entre el 30 y el 40% del gasto de las comunidades públicas se destina a sanidad pública y son las administraciones que mayores recortes están introduciendo en sus presupuestos.

«Hay que tener en cuenta que el envejecimiento de la población y el incremento de la dependencia va a suponer un incremento de la demanda de cuidados sanitarios en el futuro inmediato, cuya satisfacción obligará a realizar inversiones en recursos», apuntó.

Por ello, la Fadsp aseguró que la reforma constitucional «hará muy complicado a medio plazo el mantenimiento del sistema sanitario universal y gratuito como el que disfrutamos en la actualidad y favorecerá la privatización de la sanidad».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído