(Ampliación) Sindicatos y organizaciones sociales se manifestarán el 6 de septiembre contra la reforma constitucional

Las confederaciones sindicales de UGT y CCOO, junto con varias organizaciones sociales de ámbito estatal, han decidido convocar movilizaciones para mostrar su rechazo a la reforma constitucional sin referéndum que llevará el límite del déficit a la Carta Magna.

En concreto, se ha convocado una «gran manifestación» en Madrid el 6 de septiembre, y se realizarán movilizaciones el 31 de agosto y el 1 de septiembre en el resto del país. Según destacaron los convocantes, estas fechas coincidirán con las vísperas de los debates en el Congreso y el Senado.

Así lo explicaron este lunes en rueda de prensa el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, y su homólogo en CCOO, Ramón Górriz, tras una reunión con distintas organizaciones sociales.

Las organizaciones que se han sumado a los sindicatos son la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, Coordinadoras Autonómicas, Plataforma 2015 y +, Attac España, y distintas asociaciones de mujeres, así como de inmigrantes.

Los convocantes afirman que quieren mostrar su rechazo a la reforma constitucional propuesta por el PSOE y el PP, y plantear la petición a los diputados y senadores de que no la voten favorablemente. Además, reclaman que en el caso de que sea aprobada la iniciativa, sea sometida a referéndum.

«AMENAZA PERMANENTE»

Górriz advirtió sobre el daño que provocará esta reforma, ya que asegura que la reducción del déficit «sólo se logrará si se deteriora el tejido social». En su opinión, fijar este límite en la Constitución supone una «grave limitación al autogobierno conjunto del país», y se convertirá en una «amenaza permanente para las instituciones del Estado del bienestar».

En este sentido, el dirigente de CCOO afirmó que éste será un nuevo «sacrificio inútil y erróneo al altar de los mercados». Por su parte, Ferrer advirtió de que esta medida, que «no se quiere explicar a la ciudadanía» y que «parece que se quiere ocultar», supone un «agravamiento» de la «brecha existente» entre la sociedad y los gobiernos.

El secretario de Acción Sindical de UGT afirmó que las movilizaciones convocadas «no son el final de nada», sino que podrían agravarse en función de como evolucione la reforma.

Para las organizaciones sindicales y sociales el método elegido para la aprobación de la reforma también es «totalmente inaceptable».

Górriz criticó que se plantee la reforma «con la legislatura agotada y en periodo de vacaciones», lo que, en su opinión, supone hacerlo «con nocturnidad y alevosía». «Para qué se convocan elecciones si a la hora de decidir no se tiene en cuenta a los ciudadanos», denunció el dirigente sindical.

Asimismo, Górriz no descartó que al final la demanda de un referéndum cuente con el apoyo suficiente de los diputados. «Hasta el rabo, todo es toro», aseguró, e instó a los políticos a escuchar una petición de referéndum que es «un clamor».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído