La porteadora marroquí que se quemó a lo bonzo en Ceuta continúa «sedada y con ventilación mecánica»

La porteadora de origen marroquí que se quemó a lo bonzo el 23 de agosto en el polígono industrial del Tarajal (Ceuta) tras rociarse el cuerpo con alcohol y prenderse fuego, continúa ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Virgen del Rocío de Sevilla sedada y requiere de ventilación asistida.

Según han informado fuentes del Hospital Virgen del Rocío a Europa Press, la mujer que fue ingresada con el 12 por ciento de quemaduras en su cuerpo concentradas, sobre todo en la zona de la cara y el cuello sigue con pronóstico estable, «sedada y con ventilación mecánica» en la unidad de quemados de dicho hospital.

Los hechos ocurrieron en torno a las 14,00 horas del lunes 23 de agosto en el polígono industrial del Tarajal –al lado de la frontera de Ceuta–, cuando la mujer, tras mantener una disputa con los dueños de una nave, al parecer por motivos económicos, se roció alcohol en su cuerpo y se prendió fuego, motivo por el que fue trasladada a la unidad de quemados del hospital hispalense.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído