«Hessel es democracia cristiana y yo soy un rojo»

A Guillermo Willie Toledo la ceja le creció pronto. El sentido político del conocido actor madrileño de 40 años se cocía durante las curas que su padre médico aplicaba clandestinamente a los represaliados antifranquistas que pasaban por su casa. «Incluso sé que en casa llegó a esconderse gente perseguida», como reconoce en las primeras líneas de Razones para la rebeldía (Península), un libro que contiene las razones del posicionamiento político de una de las caras conocidas de la cultura de este país, aunque él mismo se reivindique durante la entrevista, sobre todo, como un ciudadano activista …

Lea el artículo completo en www.publico.es

SUPERCHOLLOS

DESCUENTOS SUPERIORES AL 60%

Una agrupación de miles de ofertas increibles. Nuestro catalogador automático
te facilita el encontrar las mejores oportunidades de una amplia selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído