(Ampliación) Rajoy promete «gobernar con orden» y una campaña sin anuncios «que no pueda cumplir»

El líder del Partido Popular y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, prometió este lunes «gobernar con orden» si gana elecciones generales convocadas para el 20 de noviembre y aseguró que, durante los dos próximos meses de campaña, no hará ninguna promesa «que no pueda cumplir» posteriormente en La Moncloa.

Rajoy hizo estas declaraciones durante una breve rueda de prensa en la sede nacional del PP después de que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, firmase el decreto de disolución de las Cortes Generales y la convocatoria de las elecciones generales para el 20-N.

El líder de la oposición afirmó que hoy se pone fin «a una legislatura en la que han sucedido muchas cosas que de ninguna manera se debían producir y que han perjudicado a muchos españoles».

A su juicio, Zapatero deja al siguiente gobierno «una herencia muy difícil de gestionar», por lo que el próximo tendrá el «reto» de sacar a España de la crisis económica.

Con un tono presidencialista, se mostró convencido de poder alcanzar con éxito esa tarea porque «no hay tarea más ilusionante» y porque piensa convocar a todos los españoles a «un proyecto común» centrado en la recuperación económica y la creación de empleo.

Rajoy sentenció a estos dos objetivos como el «objetivo prioritario» del Partido Popular, pero por primera vez sumó una tercera meta: «garantizar los servicios públicos fundamentales».

Para conseguirlo, una campaña electoral de «propuestas» y sin «demagogia» para llamar a los españoles al «cambio político». Si gana, avanzó que creará «un gobierno creíble, previsible y solvente en que todos los españoles puedan confiar».

Como receta, Rajoy aseveró que es necesario «ser austeros» porque «no podemos gastar lo que no tenemos», emprender las reformas necesarias para «crear empleo» y «disponer de mayores ingresos» que permitan mantener la educación, las pensiones y la sanidad.

Preguntado sobre algunas de las medidas que piensa adoptar, Rajoy indicó que esperará a conocer el detalle de las cuentas públicas que reciba del Gobierno de Zapatero para decidir si mantendrá la congelación de las pensiones o si suprimirá la recuperación del Impuesto de Patrimonio.

El candidato del PP recordó que los Presupuestos Generales del Estado están prorrogados para 2012, por lo que una de sus primeras decisiones tendrá que ser aprobar un real decreto ley que modifique las líneas básicas de las cuentas públicas para el año que viene o llevar un proyecto de ley al Parlamento que modifique el actual.

Finalmente, Rajoy admitió que todavía no tiene completamente pensado quién será el «número dos» en la lista del PP por Madrid para el Congreso de los Diputados, así como que «por supuesto» no ha cerrado la persona que dirigirá el Ministerio de Economía si gana las generales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído