La curiosa captura de ‘Cabeza de cerdo’

Habían pasado poco más de 30 minutos del mediodía cuando aquel hombre de ojos azules, alto, grande y fuerte entró en el Bar Bulevar. Vestía de modo sencillo, con una camiseta de tonos grises, e iba cargado con una voluminosa maleta. A su lado, caminaba otro individuo de aspecto muy distinto. Bien trajeado, era su antítesis …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído