Apple aborda un futuro incierto sin su creador más brillante

El fundador de Apple, Steve Jobs, murió el miércoles en Palo Alto (California), a la edad de 56 años, víctima del cáncer de páncreas que padecía desde 2004. Con su muerte desaparece uno de los grandes innovadores estadounidenses, a menudo comparado con Henry Ford o Thomas Edison, y cuya influencia cambió los hábitos de consumo no sólo en la informática, sino también en la música y la animación …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído