«Seguro que llegaron a pensar que éramos los más blandos y maricones»

Llegar a un colegio mayor en tu primer año como universitario y que un veterano te reciba para acompañarte a tu cuarto llevándote la maleta o que te inviten a una barbacoa al aire libre para pasar la tarde jugando al futbolín, al Twister, al Trivial, al mus… En algunos colegios mayores el suplicio de las novatadas no termina con la celebración de la fiesta del novato porque directamente no existe …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído