Las obsesiones de Jobs

«Aquellos electrodomésticos me han hecho más ilusión que cualquier otro utensilio de alta tecnología en años». Steve Jobs, alma de Apple, se refería así a la lavadora de su casa, que tardó ocho años en amueblar porque «solo se rodeaba de cosas que pudiera admirar», según su viuda, Laurene Powell. La elección de una lavadora europea (que tarda más, pero conserva mejor la ropa) sobre una americana fue un debate familiar de semanas …

Lea el artículo completo en www.elpais.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído