Israel exige represalias a EEUU y abronca a la UE por falta de unidad

La admisión de Palestina como miembro de pleno derecho de la Unesco ha caído como un jarro de agua fría en Israel. La respuesta ha sido rápida: amenazar con suspender la colaboración con la organización, pedir a Washington que cese la ayuda anual de 70 millones de dólares que le concede y amonestar a la Unión Europea por no oponerse unánimemente a la moción …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído