El consejo de Novagalicia Banco analiza este viernes el plan para cumplir los requisitos de saneamiento

El consejo de administración de Novagalicia Banco aprobará previsiblemente este viernes el plan que ha elaborado su presidente, José María Castellano, para cumplir los nuevos requisitos de provisionamiento del Gobierno central.

En la reunión se analizará el documento, antes de ser presentado esa misma jornada o, como muy tarde, el sábado al Banco de España, dado que el plazo marcado por el Ejecutivo estatal vence el 31 de este mes. En cualquier caso, el proyecto de Castellano es ya conocido por el supervisor y por el Gobierno central, a los que ha sido explicado la pasada semana.

El banco gallego ha insistido en su voluntad de continuar en solitario pese a las nuevas exigencias y ha defendido que su proyecto permite a la entidad seguir de forma independiente, dando entrada a inversores privados que rebajen el porcentaje que controla el Estado en este momento, que se sitúa en un 90%.

Entre las ventajas que aprecian Gobierno central y Banco de España en el plan diseñado por Castellano están la entrada de socios internacionales, que pueden generar un efecto de confianza, dado que serían los primeros socios extranjeros que entren en una entidad financiera española desde que empezó el proceso de reestructuración, y que no supondría un gran desembolso del erario público.

En los documentos que se remitirán al regulador figura un análisis activo por activo de las provisiones que deberá hacer la entidad de acuerdo con la nueva regulación (ha avanzado que las necesidades de saneamiento ascienden, en su conjunto, a 2.340 millones de euros) y también el plan de recapitalización, puesto que forma parte de las medidas para alcanzar los objetivos de provisionamiento.

Así, el plan pasa por introducir suficientes socios privados (el mínimo es un 20%, lo que supone 500 millones de euros) como para rebajar del 10% al 8% las exigencias de capital principal, de modo que los recursos liberados podrían destinarse a las provisiones. Aunque no lo confirman fuentes oficiales, el banco plantea abrir a concurso –al que concurran los inversores interesados, en principio, aquellos con los que Castellano ya ha negociado– hasta un 40% de su capital, de modo al final de este proceso el FROB seguiría controlando al menos la mitad de Novagalicia.

ESQUEMA DE PROTECCION DE ACTIVOS

Los fondos de inversión extranjeros con los que ha negociado el banco reclaman, en cualquier caso, la concesión de un esquema de protección de activos, con el que el Estado respondería en caso de que las pérdidas fuesen mayores de lo esperado, ya que asimilan la situación de Novagalicia, en donde el Estado controla el 90%, a la de las entidades que han sido intervenidas.

Hasta el momento, la única entrada de socios privados ha sido la de diciembre de 2011, cuando un grupo de empresarios gallegos entró con 70,4 millones de euros y adquirió un 2,59% del capital, que estaba en manos del FROB.

Una vez presentado el plan definitivo y revisado por el consejo de administración al Banco de España, Novagalicia deberá esperar, como el resto de entidades del sector financiero, 15 días hábiles –que se cumplen el 24 de abril– para recibir la respuesta y desentrañar su futuro.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído