ENTREVISTA CON EL AUTOR DE 'EL HIJO DE TODOS'

Miguel Ángel Mellado: «Miguel Ángel Blanco se convirtió en un mártir a la fuerza y en un revolucionario inesperado»

"Para los asesinos de Blanco, Otegi es un mierda, un cobarde por pedir el abandono de la lucha armada"

Miguel Ángel Blanco murió asesinado por ETA el 13 de julio de 1997. Pero su muerte no fue una más, la 791, de las 858 causadas por ETA.

Su agonía transmitida a cámara lenta, durante las 48 horas del plazo imposible dado por los verdugos, cambió la perspectiva de la violencia etarra y abrió los ojos a la gran mayoría de la sociedad española en general y de la vasca en particular.

El concejal de Ermua podía haber sido el hijo, el hermano, el novio, el amigo de cualquiera, pensara como pensase, fuera del partido que fuese.

A través de decenas de entrevistas a familiares y estrechos amigos, al forense que hizo la autopsia el mismo día de su fallecimiento o al fiscal del juicio a sus ejecutores, Miguel Ángel Mellado ha llevado a cabo una magnífica reconstrucción periodística, llena de emoción, de la vida y los últimos días de este joven valiente que se enfrentó al mundo batasuno y a su brazo armado para defender su libertad y la de todos nosotros.

‘El hijo de todos’ (Esfera de los Libros) es la primera biografía que se publica sobre Miguel Ángel Blanco cuando ha comenzado la cuenta atrás para la conmemoración del 20 aniversario de su secuestro y asesinato, acaecidos entre el 10 y el 1 3 de julio de 1997.

TITULARES DE LA ENTREVISTA CON PD

«La madre de Miguel Ángel estaba obsesionada con ver las manos del asesino de su hijo en el juicio»

«Hay cosas que todavía no sabemos como en qué zulo tuvieron secuestrado a Miguel Ángel»

«Blanco se convirtió en un mártir a la fuerza y en un revolucionario inesperado»

«Para los asesinos de Blanco, Otegi es un mierda, un cobarde»

«El socialista Carlos Totorica es el auténtico hacedor del espíritu de Ermua»

«Cuando ves a los líderes que hoy están en las altas cúpulas de los partidos y los comparo con un Totorica te das cuenta de que son unos mequetrefes»

«A Blanco no lo mataron por ser un joven guaperas del PP sino por su compromiso por la libertad, que fue lo que le llevó a entrar en política»

LA FAMILIA

Miguel Ángel Mellado hace un análisis pormenorizado de su historia familiar. De cómo su abuelo materno emigró a Venezuela para trabajar en la voladura de canteras y consiguió ahorrar para comprar una vivienda en Ermua (Vizcaya), a la que se trasladaría la familia desde Galicia.

Allí fue donde vivieron en la década de los sesenta los padres Miguel Blanco y Consuelo Garrido , y donde nació el protagonista de este relato. Militancia en el PP y su labor como concejal.

El libro narra el día en que pidió entrar en Nuevas Generaciones del PP, en enero de 1995 , o como unos días antes de ser asesinado por ETA saludó a Gregorio Ordóñez, otro asesinado por ETA. Intervino en 20 plenos en el Ayuntamiento de Ermua . No se jugó la vida por dinero: en dos años apenas recibió 5.000 euros . Entró en política porque no le gustaba lo que veía en la calle y creía en su libertad de defender sus ideas.

¿Por qué lo secuestraron y mataron? Según la investigación del autor del libro, no fue, como se cree, una respuesta a la liberación de Ortega Lara por la Guardia Civil. El asesino del concejal de Ermua, Txapote , estuvo ya a finales de junio en la vivienda de Eibar desde la que se preparó el secuestro de Blanco.

En realidad, el secuestro del concejal iba a producirse un día antes del 10 de julio, pero Miguel Ángel Blanco no se presentó en la estación de Eibar porque fue a dar una señal para comprar la ilusión de su vida: un coche.
Miguel Ángel hablaba poco en los plenos, pero cuando lo hacía no le importaba llamar asesinos a los etarras, con un salón siempre repleto de simpatizantes de HB. Mellado narra el pleno en el que se puso claramente en el disparadero de ETA.

SECUESTRO Y ASESINATO

‘El hijo de todos’ contiene la narración pormenorizada de las 48 horas del secuestro y del asesinato. Explica cómo lo mató Txapote : con dos balas del calibre 22. El Gobierno Aznar no estaba dispuesto a negociar con los asesinos. No podía hacerlo porque, además, habría faltado a la hoja de ruta marcada por el ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja.

ETA sabía que no podía obtener el traslado de 600 presos en 48 hor as, lo que quería era matar a un concejal de PP para iniciar su campaña de socialización del miedo.

¿Debe gran parte de la sociedad vasca pedir perdón por connivencia o indiferencia con los asesinatos de ETA durante décadas? Dirigentes del PP, como Carlos Iturgáiz, piensan que sí. El libro cuenta cómo de la estigmatización del contrario, los constitucionalistas, se pasó a la eliminación.

Francisco Javier García Gaztelu, alias Txapote , y Irantzu Gallastegui Sodupe, alias Amaia , fueron la pareja asesina. Mellado cuenta su expediente criminal, pero también su periplo carcelario y familiar. Tuvieron después dos hijos , precisamente los que quería tener Miguel Ángel Blanco. Explica dónde viven y cómo se sirven del reglamento penitenciario para los vis a vis. Su tumba Miguel Ángel Blanco fue trasladado en 2007 desde el cementerio de Ermua al de Faramontaos (Orense), muy cerca de los pueblos donde nacieron sus padres.

OTROS DATOS DE LA INVESTIGACIÓN

El libro también incluye el documento que Mayor Oreja preparó a Aznar en 1995 con la política terrorista si el PP llegaba al gobierno, lo cual se produjo en 1996, y cómo se preparó la reunión mantenida en 1999 entre una delegación del Gobierno de Aznar y otra de ETA en Vevey, localidad suiza próxima al lago Leman.

Así como información de la tensión previa que hubo dentro del gobierno para el acercamiento de presos etarras previo a la cita helvética. ¿Por qué Miguel Ángel Blanco acaba derrotando a ETA? La muerte a cámara lenta del concejal de Ermua hizo añicos la ley del silencio que imperaba en el País Vasco. El 14 de julio, el día de su entierro , se producen en España las mayores manifestaciones civiles en la historia del país. Mártir a la fuerza, se convierte en un revolucionario sin quererlo. Es un a revolución.

«Miguel Ángel no es mi hijo, es el hijo de todos » , dice la madre, Consuelo Garrido, y ese es el sentimiento del que se impregna la sociedad española en general, incluida la vasca. El mismo Iñaki Anasagasti, uno de los líderes más significativos del PNV, sentencia que el asesinato de Blanco es el principio del fin de ETA.

MELLADO: «FUE UN HÉROE QUE NUNCA SOÑÓ CON SERLO»

«Miguel Ángel Blanco, el héroe que nunca soñó con serlo, está encerrado en otra cárcel muy distinta, sin rejas, de techo marmóreo, blanco como su apellido. En una prisión de la que no se sale vivo situada en Faramontaos , un pequeñísimo pueblo de Orense. En una celda el triple de honda que de ancha, cuya lápida cuidan con devoción Aurelio y Pacita, los tíos del concejal asesinado de Ermua.

«¿Pero qué sentido tiene hablar a estas alturas de algo tan lejano y desagradable como los asesinatos de ETA, cuando la organización terrorista lleva cinco años sin matar? ¡Qué pereza!, podrán decir muchos con razón. ¿Para qué desenterrar a los muertos?, cabría añadir. (…) Tiene todo el sentido hablar de aquel chico de 29 años, ejecutado a lo largo de 48 horas, con sus 2.880 minutos y sus 172.800 segundos».

«Una pena de muerte que se extendió desde las 4.30 pm del 10 de julio de 1997, en que fue secuestrado en Eibar (Vizcaya), hasta a la misma hora del día 12, en la que lo mataron a unos kilómetros de Lasarte (Guipúzcoa)».

«Alguien dijo que la Historia no se puede repetir, pero sí puede contarse de otra manera. Por eso es importante contar y recontar la historia de todas las víctimas del terrorismo. En este caso, de las víctimas de ETA. Y de entre todas, la de Miguel Ángel Blanco es una de las más conmovedoras. Sobre todo, si se confronta con el discurrir de las vidas de sus asesinos».

EL OJO Y LA BALA

«Miguel Ángel Blanco, por ejemplo, quería tener al menos dos hijos con su novia Mari Mar . Dos hijos son los que han tenido sus asesinos, la pareja formada por Francisco José García Gaztelu ( Txapote ) e Irantzu Gallastegui Sodupe (Amaia). Él fue quien descerrajó dos tiros al reo, uno detrás de la oreja derecha, » al moverse el cabrón», parece ser que exclamó Txapote indignado, porque hasta ese momento donde ponía el ojo puso la bala».

«La bala del calibre 22 se quedó alojada en el hueso mastoideo, ese que sobresale al palparse detrás de la oreja. El segundo disparo, el mortal, digno de la factoría del asesino, penetró el centro de la nuca de Miguel Ángel. Ella, Irantzu, fue quien engatusó al concejal del PP cuando salía de la estación de Eibar en la tarde del 10 de julio de 1997, camino del trabajo. Convenció a Miguel Ángel hasta llevarlo al coche con el que fue secuestrado. También fue Gallastegui Sodupe quien, dos días después, condujo el vehículo hasta el bosque donde acabó la vida del joven Miguel Ángel».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído