A medio camino entre aves rapaces, el crimen de Puerto Urraco y las brujas de Zugarramurdi

Cachondeo antológico con las mantillas de las Trump en su visita al Papa

A pesar de guiarse con la loable intención de seguir el protocolo, Melania e Ivanka han acabado siendo motivo de bromas en las redes sociales

En un agudo artículo publicado en ABC, la compañera Maria Luisa Funes, realiza una atinada descripción de las mantillas elegidas por las Trump, en su reciente visita al Vaticano. Imposible no reparar en ellas.

A medio camino entre aves rapaces, el crimen de Puerto Urraco y las brujas de Zugarramurdi, apareció el «dúo» de primeras damas estadounidenses, Melania e Ivanka, en su audiencia con el Papa Francisco. Con la mejor de las intenciones, intentaron cumplir con el protocolo Vaticano, sin llegar a conseguir el verdadero propósito de las normas del pequeño Estado religioso: evitar llamar la atención.–Las desafortunadas mantillas de las Trump en el Vaticano–.

Donald Trump y su familia llegaron al Vaticano el día 24 de mayo con el propósito de limar asperezas con el Papa, que se mantiene ideológicamente opuesto a presidente norteamericano en tantos temas. Tras la alabada valentía en su viaje a Arabia Saudita y los Emiratos, en los que Melania Trump lució bellísima obviando las reglas que existen sobre el uso del hiyab, la primera dama parecía triunfar en sus estilismo con su mensaje de defensa de la libertad y la mujer. En Israel, sin un protocolo concreto, todo fue como la seda, menos el manotazo que Melania dio a Trump cuando a la llegada al país, éste le acercó su mano tras bajar del avión.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído