Noticias virales

Este mono denuncia a un fotógrafo por los derechos de este selfie

El británico David Slater arrastra varios litigios desde que publicó la imagen

Todo empezó cuando Wikipedia usó la imagen del mono asegurando que no tenía copyright porque fue el mono el autor de la fotografía. Slater decidió presentar una demanda por derechos de autor, reclamando 20.000 libras por su uso.

Slater continúa defendiendo que aunque el primate presionase el obturador, fue él quien dispuso los elementos para que el animal llegase a tomar las fotografías.

Y pese a que en 2014 la Oficina de Copyright de EEUU determinó que los animales no tienen derechos de autor, Wikipedia todavía no ha quitado la imagen de su página, según recogePablo Machuca en El HuffPost.–Cómo este ‘selfie’ arruinó la vida de un fotógrafo–.

Hace dos años, en calidad de representante del macaco, apodado Naruto, la organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA por sus siglas en inglés) reclamó los derechos del primate como legítimo autor de las fotografías.

La organización tomó esta decisión después de que Antje Engelhardt, cuidadora de Naruto durante años, decidiese no seguir representando legalmente al macaco.

PETA solicitó ante la justicia la gestión los derechos de autor de las fotografías en nombre del primate, con la pretensión de asegurar que los ingresos que estas generen puedan «beneficiar a Naruto y a su comunidad».

La organización ha adoptado la figura de tutor legal del animal, como si se tratase de un menor o padeciese una incapacidad, para defender sus derechos ante los tribunales.

El asesor legal de la organización, Jeff Kerr, asegura que PETA está haciendo «lo correcto» al implicarse activamente en la causa porque «Naruto tiene derecho a disfrutar de los beneficios de esa autoría». Además, Kerr defendió la idoneidad de que sea PETA quien se encargue de los derechos de las imágenes porque cuentan con «la experiencia y los recursos para su gestión».

La organización aboga por una revisión del concepto de autor. «Las fotografías pertenecen a quien la haya tomado y eso se aplica a Naruto, aunque no sea un ser humano», afirmó Jeff Kerr, que también rechazó rotundamente la idea de que PETA esté tratando de acaparar la atención mediática con el caso.

David Slater, que incluso acusa a PETA de equivocarse de mono (afirma que el original era una hembra) estuvo ausente durante la vista y fueron sus representantes legales quienes defendieron su autoría ante los jueces y solicitaron el cierre de la causa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído