El joven no se encontraba bajo los efectos del alcohol o de las drogas

Así es Aarón, el chico sin carné que aceleró matando a un niño de 3 años

El incidente acabó con la vida de un crío de origen chino que jugaba en la acera

Aarón fue detenido por la Policía Municipal acusado de un delito de homicidio imprudente y otro contra la seguridad vial, ya que no tiene carné de conducir. Y dado que dio negativo en los test de alcoholemia y drogas, lo cierto es que ha acabado con la vida de un pequeño de tres años, en pleno uso de sus facultades, sin mediar ningún tipo de estupefaciente. La pregunta es; ¿nos encontramos ante una víctima más del accidente o ante el verdugo?; será la justicia quién dirima este particular, y sea cual sea el horizonte judicial de este joven, lo cierto es que él tiene un futuro posible, algo con lo que no contará el pequeño al que, por su irresponsabilidad y temeridad, segó la vida, y por ende la de sus familiares directos, que hoy lloran desconsolados, su trágica e injusta muerte.

HECHOS:

El madrileño barrio de San Fermín tuvo este 4 de septiembre de 2017 el peor de los despertares posibles. La noticia corría de boca en boca, de casa en casa, de bar en bar.

La tragedia era doble: no sólo había fallecido Yiqi, el niño chino de 3 años que jugaba en la acera cuando un coche lo atropelló mortalmente tras alunizar en la tienda de alimentación de sus padres; sino que Aarón era el conductor del vehículo.

El juez ha decretado para el joven prisión incondicional al imputarle un supuesto delito de homicidio por imprudencia, dos de lesiones y otro contra la seguridad vial.

Aarón Hernández, un chaval bastante conocido en el barrio -perteneciente al distrito de Usera- es como cualquiera de los de su edad.

Con los dieciocho años recién cumplidos, suele pasar sus ratos libres con sus amigos en el parque, en la calle. Sus vecinos, según recoge Marta Espartero en El Español.– Aarón, el chico sin carné que, en vez de frenar, aceleró y mató a un niño de 3 años–., no caben en su asombro.

Es una pena, una desgracia. Aarón es muy simpático, muy buen niño. Te ve y te saluda, o, si te ve con bolsas, te aguanta la puerta.

Vecinos, conocidos y curiosos, que han llevado flores y peluches ante la tienda de alimentación, todavía no sé explican qué pudo pasar.

«Debió de perder el control Aarón se montó en el coche porque el otro chaval le dijo que lo aparcara, que él venía muy cansado de un viaje».

«Estaban en frente unas chicas de su edad. Probablemente se envalentonó al aparcar y en una de estas se confundiría con los pedales», sugiere el dueño del Bar Mezquita, que se sitúa justo enfrente de la tienda, a dos calles de donde reside Aarón.

Otro vecino del barrio, que pasaba por allí en el momento del choque, se intentó aprovechar de la confusión del momento, según cuenta una señora, veterana del barrio:

Estaba por los alrededores y se intentó llevar la caja. Cuando todavía estaba el chiquillo en el suelo,

Faltaban pocos minutos para la medianoche cuando Aarón perdió el control del coche. No iba bajo los efectos de las drogas. Pero no tenía carné de conducir.

Llevaba de copiloto al propietario del vehículo, que sólo contaba con dos años más. Los dos esperaron a las autoridades en el lugar del accidente, han confirmado fuentes policiales a este periódico.

Uno ha sido detenido por la Policía Nacional, otro por la Local. Pero a ambos se les imputan los mismos delitos: homicidio imprudente, lesiones, daños y un delito contra la seguridad vial.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído