La familia reitera sus "dudas"

Giro drástico en el caso de Lucía Vivar: la niña murió antes de que pasara el tren

El último informe plantea que la muerte fue previa al supuesto atropello por la temperatura del cadáver

La familia mantiene la incertidumbre de las circunstancias que rodean la muerte de la pequeña

El último informe realizado en el caso aporta bastantes novedades en base a las pruebas que ha aportado la familia de la fallecida, y determina que la hora de muerte de la niña difiere de la que se consideró en primera instancia.

Una novedad que llega tras conocerse la extorsión que sufrieron los padres de la menor horas después del entierro de su hija.

Esta nueva hipótesis en el caso ha sido desvelada en Espejo Público y llevada a cabo por el equipo de criminalistas de Barcelona, y afirma que la hora de fallecimiento tuvo que ser antes que la hora a la que pasó el tren que supuestamente la atropelló.

La nueva teoría surge por unas fotografías de Lucía Vivar y una serie de datos aportados de manera privada que determinan que la temperatura del cadáver a la hora de hacerle la autopsia a la pequeña cambia considerablemente de la hora de su muerte, según recoge Las Provincias.

Aunque deja en el aire una posible negligencia sobre el levantamiento del cadáver, ya que en teoría no se llegó a tomar la temperatura ambiente ni la temperatura del cuerpo, el informe concluye que la muerte de Lucía se debió producir horas antes de lo que dijo la primera hipótesis.

La temperatura corporal a la hora de la autopsia haría que esta teoría tuviese sentido, por lo que los investigadores prestarán especial atención a este informe, que podría generar un giro radical en el caso.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído