El gyro (o gyros) o el Moussaka tienen en el envoltorio la imagen de la popular isla de Santorin

La cadena Lidl se disculpa tras claudicar y eliminar la cruz ortodoxa de sus productos griegos

En las redes se criticó que el símbolo religioso había sido borrado mientras que otros productos mantenían su simbología

Además del Real Madrid, su archirrival el Barcelona, renunció a la cruz de San Jorge en su merchandising en Arabia Saudí, donde ese símbolo cristiano es un tabú

La cadena de supermercados alemana Lidl cuenta entre sus productos con artículos de cocinas de distintos países, cuyos envoltorios están diseñados con imágenes de lugares populares del país de procedencia.

Productos griegos como el gyro (o gyros) o el Moussaka tienen en el envoltorio la imagen de la popular isla de Santorini, en particular, la iglesia del pueblo de Oia.

Sin embargo, un usuario belga se dio cuenta que la fotografía no es fidedigna a la realidad, ya que faltaba la cruz de la iglesia ortodoxa.

Lidl había eliminado el símbolo religioso, según recoge La Vanguardia.

La imagen comparativa se difundió por las redes y usuarios de varios países, principalmente Alemania, Francia, Bélgica e Inglaterra, pidieron explicaciones a la cadena de supermercados por eliminar la cruz mientras que otros productos conservaban toda su simbología religiosa, en particular, la comida halal.

Sin embargo, no todas las críticas se realizaron a través de la red. En Olomouc (República Checa) un hombre se presentó a un establecimiento de la cadena alemana vestido con vestimentas clericales y con una gran cruz griega en sus manos en señal de protesta.

La directora del local llamó a la policia, que después aseguró a los medios que no se requirió intervención ya que el hombre se marchó al poco de llegar la policia.

OTROS CLAUDICANTES INCLUIDO BARÇA Y  REAL MADRID

No son los alemanes de Lidl los únicos que claudican ante la morería en estos asunto. Para nuestro dolor, porque no hay equipo de fútbol más grande en el Planeta Tierra , el Real Madrid eliminó el pasado enero de 2017 la cruz de su escudo en las camisetas, bañadores y otras prendas de ropa que venda en algunos países árabes.

Florentino Pérez, que es un licnce para el dinero pero no parece ser muy firme en otras cosas, tomó la decisión tras firmar un acuerdo con el grupo emiratí Marka para «fabricar, distribuir y vender sus productos» en exclusiva en la península Arábiga.

No es la primera vez que el club hace esa concesión a las sensibilidades locales. También su archirrival, el Barcelona, renunció a la cruz de San Jorge en su merchandising en Arabia Saudí, donde ese símbolo cristiano es un tabú.

«Tenemos que tener consideración hacia algunas partes del Golfo que son sensibles a productos que lleven la cruz», declaró Khaled al Mheiri, vicepresidente de Marka y propietario del café del Real Madrid en Dubái.

Al Mheiri recordó que el Real Madrid tiene dos versiones de su escudo para el mercado de Oriente Próximo y que su compañía va a usar la versión sin la cruz cristiana debido a las sensibilidades culturales.

El eufemismo se refiere a la interpretación wahabí del islam que impera en Arabia Saudí, el principal mercado de los seis para los que Marka ha conseguido la exclusiva de venta de ropa durante los próximos cinco años.

El acuerdo se extiende a los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) que también incluye a Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Bahréin, Qatar y Omán.

El Reino del Desierto, donde viven 31 millones de los 50 millones de habitantes del CCG, prohíbe las cruces (y las iglesias) con el pretexto de que es la tierra donde nació el islam.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído