Nuevo desafío

El gordito Kim Jong Un hace que le monten un vídeo donde los norcoreanos destruyen al ejército de EEUU

Corea del Norte responde con propaganda a los últimos vuelos de los bombarderos B-1B

En montajes anteriores, Pyongyang había elaborado imágenes en las que reproducía un ataque a la Casa Blanca o la destrucción de una ciudad que se asemejaba a Nueva York

Corea del Norte no se echa atrás en su pulso con EEUU.

Pocas horas después de que bombarderos estratégicos B-1B y cazas estadounidenses volaran cerca de sus costas, el régimen de Pyongyang emitió unas imágenes de propaganda en las que mostraba el ataque y posterior destrucción de un bombardero y del portaaviones nuclear Carl Vinson.

El día antes, su ministro de Exteriores había advertido en la ONU que EEUU será blanco de los misiles norcoreanos. La tensión prosigue su escalada en la península coreana alimentada por un continuo cruce de amenazas entre Kim Jong Un y Donald Trump.

Corea del Norte recurrió ayer a la propaganda para responder a los vuelos intimidatorios de los bombarderos estratégicos B-1B Lancer y los cazas que EEUU había mandado desde sus bases en las islas de Guam y Okinawa.

La agencia oficial de noticias norcoreana KCNA mostró una foto en la que se observaba a misiles del tipo Pukgukson-2 atacar a un bombardero B-1B y a un caza F-35 y su impacto en los dos aparatos estadounidense, que se ven envuelto en llamas, según la agencia surcoreana Yonhap, según recoge Isidre Ambrós en La Vanguardia.

En estas imágenes, de un vídeo elaborado por ordenador, el régimen norcoreano muestra asimismo un ataque al portaaviones Carl Vinson, que en una de las últimas crisis en la península coreana navegó durante un tiempo por aguas de Corea del Sur.

En las imágenes se percibe cómo el navío de EEUU es atacado por un misil lanzado desde un submarino norcoreano.

La emisión de vídeos propagandísticos, donde Corea del Norte aparece victoriosa sobre EEUU, no es una cosa nueva por parte de Pyongyang. Los produce con cierta regularidad en épocas de tensión.

En montajes anteriores, Pyongyang había elaborado imágenes en las que reproducía un ataque a la Casa Blanca o la destrucción de una ciudad que se asemejaba a Nueva York.

En esta ocasión, esta producción ha visto la luz un día después de que los dirigentes norcoreanos organizaran el sábado una gran concentración para escenificar su rechazo a las amenazas de EEUU y mostrar su apoyo al líder, Kim Jong Un.

Una manifestación en la que habrían participado más de 100.000 personas, según la agencia norcoreana KCNA.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído