La independentista Marta Torrecillas Domènech se inventó la bola más grande del 1-O

Receta para cocinar la mentira de los 5 dedos según una concejal de ERC

Un policía, durante el 1-0, agarró la mano derecha de esta empresaria de productos ecológicos, pero apareció minutos después con la mano izquierda vendada

Receta para cocinar la mentira de los 5 dedos según una concejal de ERC
María EE

Ha concurrido en varias elecciones en las listas de Junqueras y hasta Guardiola la defendió antes de destaparse su bulo

La chica de los cinco dedos rotos ya no podrá ser el icono de los incidentes entre los ciudadanos y las fuerzas de seguridad durante el referéndum ilegal del 1-O (El mensaje del Rey a Rajoy, el Congreso y los jueces no deja dudas: «Restauren la Ley en Cataluña»).

Marta Torrecillas Domènech (33 años) denunció a la Policía Nacional porque, mientras la sacaban a la fuerza de un colegio electoral, un agente le había roto «los dedos uno a uno».

Pero 24 horas más tarde, y tras haberse viralizado su caso, Marta admitió que sólo sufría una capsulitis, es decir, una inflamación, en uno de sus dedos (De la ceguera de Pablo Iglesias al cachondeo más inútil de Dani Mateo: Lo que han opinado los rostros populares del discurso del rey).

Lo lógico, lo coherente, lo que haría que la ciudadanía vuelva a creer que todos somos iguales ante la Ley, es que un fiscal empale a la mentirosa, por injurias o lo que sea y que uno de esos jueces que tan rápido detectan ‘delito de odio’ en los chavales fachas y los mandan cuatro años a prisión, aplique el código sobre esta mamarracha.

El independentismo trataba de convertir a Marta en el nuevo hombre del tanque, pero Marta no es una estudiante, como el célebre símbolo chino (La farsante de los ‘dedos rotos’ es concejala de ERC y solo tiene una inflamación).

Marta es activista de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), según recoge Marta Espartero en El Español.

Yo estaba defendiendo a la gente mayor porque han pegado a niños, han pegado a gente mayor, me han tirado escaleras abajo, me han dado patadas, me han roto los dedos uno a uno, en medio de las escaleras con la ropa levantada me han tocado las tetas y se reían y me han pegado y esto mientras los grababa todo el mundo. Explícalo para que se entere todo el mundo, me han roto los dedos uno a uno, esto es mucha maldad, mucha, mucha,

Eso contaba compungida esta facinerosa, en un audio que se hizo viral. Finalmente cambió de versión y aseguró, en declaraciones a TV3, que sólo sufre una capsulitis en un solo dedo, es decir, la inflamación de una de las articulaciones, en lo que a su mano respecta.

La capsulitis se caracteriza por la inflamación de una cápsula que recubre la articulación y por una limitación del movimiento que genera mucho dolor. Nada tiene que ver con una fractura, aunque ambas son lesiones leves.

De hecho, en el vídeo que documenta el forcejeo entre Torrecillas y la Policía, se observa que el agente le agarra de la mano derecha, pero ella después aparece con la mano izquierda vendada.

La empresaria fue atendida poco después del incidente por un equipo del servicio de emergencias médicas, aunque prefirió no ir al hospital porque antes tenía que votar en el referéndum ilegal, como informó La Vanguardia.

Al final fueron los profesionales sanitarios del hospital Sant Pau los que le diagnosticaron capsulitis.

VÍDEO RELACIONADO: Esto es lo que le hicieron a una reportera de LaSexta en Barcelona tras boicotear su directo

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído