Los millonarios y el independentismo catalán

A la reina de Coca-Cola le tiembla el trono por culpa de su marido independentista

Aunque su entorno cercano asegura que ella está en contra del independentismo, sufre los efectos de la cercanía de Carles Vilarrubí a los separatistas

A la reina de Coca-Cola le tiembla el trono por culpa de su marido independentista
Sol Daurella y Carles Vilarrubi LD

Sol Daurella percibió una retribución de 395.073 euros en 2016 como presidenta de Coca-Cola European Partners

Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola European Partners, y su marido Carles Vilarrubí, hasta esta semana hombre de la banca Rothschild en Cataluña y vicepresidente del Barça, se enfrentan al desafío independentista de forma muy diferente (Sol Daurella percibió una retribución de 395.073 euros en 2016 como presidenta de Coca-Cola European Partners).

Según publica este sábado La Otra Crónica de El Mundo, la principal fortuna de Cataluña se ha visto condicionada por las manifestaciones independentistas de Vilarrubí, mientras ella por su parte, ha preferido mantener un perfil bajo tras un coqueteo esporádico con Diplocat (Sol Daurella abandona el independentista Consejo Consultivo de la diplomacia pública catalana).

Al matrimonio les une un afecto de años y un apoyo mutuo para sus negocios. Se ayudan, pero a ella no le gusta la relevancia pública de Carles,

 Según cuenta LibertadDigital, citando una fuente próxima a la millonaria pareja:

El posicionamiento público de los Carles a favor del independentismo ha creado tensiones con la familia Daurella,

Esta semana, tal y como publicó El Confidencial, se conoció la noticia de que el pasado 20 de septiembre Banca Rothschild prescindió de los servicios de Vilarrubí como vicepresidente y miembro de su consejo de administración.

El banco fundado por la familia de financieros con más linaje de Europa, no quiere ver manchada su reputación por los posicionamientos políticos de sus directivos.

Por este motivo, la entidad dirigida en España por Íñigo Pañeda, ha decidido prescindir de Carles Vilarrubí como vicepresidente y miembro de su consejo de administración.

Una decisión comunicada el pasado 20 de septiembre, apenas 10 días antes de la celebración del referéndum ilegal en Cataluña que el también directivo del Fútbol Club Barcelona apoyaba.

La decisión fue adoptada internamente por Rothschild antes del verano después de que su presidente en Madrid, Alexandro Daffina, analizase si la actitud de Vilarrubí y sus implicaciones en escándalos de corrupción en favor de la familia Pujol estaban perjudicando a la reputación del banco.

Además, el 1 de octubre, el marido de Sol Daurella dimitió como vicepresidente del Barcelona después de que la Liga de fútbol les advirtiera que perderían tres puntos si no jugaban el partido.

VÍDEO RALACIONADO: Un tipo disfrazado de botella de Coca-Cola roba un restaurante

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído