María Esperanza era una vendedora de pisos gaditana

La Policía de Río de Janeiro acaba a tiros con la vida de la española María Esperanza, en una favela

Tenía 67 años. Viajaba en un coche turístico que no se detuvo cuando le dio el alto un agente, que abrió fuego

La Policía de Río de Janeiro acaba a tiros con la vida de la española María Esperanza, en una favela
María Esperanza EE

María Esperanza Jimenez Ruiz y sus parientes eligieron el peor momento para hacer una visita turística a una favela de Río de Janeiro que vive una guerra entre narcotraficantes, una decisión que le quitó la vida en plenas vacaciones. El coche turístico en que iba con otros dos españoles, un italiano y un guía, cruzó un control policial en la Rocinha, la más grande y una de las menos peligrosas de la ciudad, cuando los agentes realizaban una operación en busca de narcotraficantes.

A las 10.30 horas de la mañana, hora local, la policía abrió fuego contra una furgoneta Fiat Fremont con ventanas oscuras, que habría roto un cordón de aislamiento en el Largo de Boiadeiro, una especie de plaza, a 100 metros de la entrada de la favela, donde se concentra el comercio y los turistas que se encuentran con sus guías para un paseo conocido como «Favela Tour». Al parecer, los guardias, que acababan de enfrentarse a un bando de criminales, dispararon sin pestañear ni pedir informaciones, según recoge Verónica Goyzueta en ABC.

Las primeras imágenes de una cámara de seguridad muestran que tres policías siguieron persiguiendo el vehículo plomo, que huía con la turista, ya baleada, en una de las calles de la favela. Según vecinos y comerciantes oídos por el diario O Globo, se oyeron al menos nueve tiros.

En la versión policial, el chófer no obedeció las órdenes de parar y siguió manejando. La fiscalía de asuntos internos de la policía informó que un teniente y un oficial de a Policía Militar, fueron presos in fraganti. El chófer sería un italiano que vive hace cuatro años en Brasil, e informó en la comisaría que no recibió ninguna orden para frenar, además de negar que haya saltado un control. La Policía Militar informó que está investigando el caso, inclusive la responsabilidad de la agencia de turismo, que no tuvo su nombre difundido, así como el chófer.

María Esperanza, de 67 años, estaba en el asiento trasero y fue trasladada al hospital municipal Miguel Couto, cercano a la favela, pero no resistió y falleció. La turista andaluza, era una empresaria muy conocida en el Puerto de Santa María, su ciudad natal, en Cádiz, donde gestionaba una Agencia de la Propiedad Inmobiliaria. María Esperanza iba en el coche con su hermano, José Luiz Jimenez, y su cuñada, Rosa Margarita Martínez, que pasaban las vacaciones con ella.

En declaraciones en la comisaría de apoyo al turismo, los parientes de María informaron que no fueron avisados de la situación de riesgo en la favela, que vive una guerra entre narcotraficantes hace más de un mes. Los turistas fueron acompañados por el cónsul de España en Río de Janeiro, Manuel Salazar, y el vicecónsul, José Luiz García Mira.

VÍDEO RELACIONADO: Policía de Brasil: alto, cacheo y agitación del sospechoso

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído