APROVECHA LA DENUNCIA DE UN TUITERO EN LAS REDES SOCIALES PARA MARCARSE UN REPORTAJE ESTRELLA SOBRE LAS CASAS DE APUESTAS

El periodista Antonio Maestre plagia las ideas de otros para seguir enarbolando la bandera de único y verdadero defensor de la clase obrera

El colaborador de laSexta digiere mal que cualquier otro encuentre los temas que solo él debería poder denunciar

El periodista Antonio Maestre plagia las ideas de otros para seguir enarbolando la bandera de único y verdadero defensor de la clase obrera
Antonio Maestre.

A Antonio Maestre hay una cosa que se le atraganta: que cualquier otro le robe -aunque nadie se levante por las mañanas con esa intención- la bandera de la defensa de la clase proletaria y obrera–Twitter se vuelve contra Antonio Maestre: «Hola, soy un paria de la tierra, por eso, me hago un selfie con un móvil de 700 pavos» –.

Maestre, (La Marea y colaborador puntual de laSexta) , quiere pasar a la historia como el periodista que más y mejor ha denunciado las agresiones del capitalismo en el siglo XXI en España–Ridículo mayúsculo de Antonio Maestre por pasarse de listo: queda en evidencia al no saber nada sobre Copérnico–.

Si alguien se da cuenta de un tema que de por sí sea interesante pero encima cumple con estos requisitos y se le adelanta, no duda en robarle la idea para ser él quien se lleve la gloria y el aplauso fácil de sus seguidores.

El susodicho no ha tenido reparos en plagiar una idea de otro periodista que había denunciado en Twitter lo que para algunos es ya una «plaga»: las casas de apuestas se reproducen como hongos en los barrios obreros de las ciudades.

Así puede leerse en su último trabajo para La Marea, titulado ‘150 metros de azar y asfalto’.

En el texto, el periodista ‘estrella’ del proletariado denuncia que en un barrio obrero de Fuenlabrada «con una alta tasa de inmigración y un paro elevado se agolpan tres enormes casas de apuestas deportivas y casinos online».

La idea no es suya. Claro. Pero por tiempo y lugar, además, es un plagio manifiesto. El tuitero Casimiro Coello (@CoelloCasimiro) puso justo un día antes de la publicación del artículo de Maestre un mensaje en la red social Twitter donde radiografía la situación de su barrio, Vallecas.

Camino por mi barrio, Vallecas, desde San Diego hasta el Puente. En ese trayecto paso ante las puertas de 12 (sí, doce) establecimientos de apuestas deportivas, de todas las marcas, repletas sobre todo, jóvenes. ¿Ninguna administración ve esta lacra?

El mensaje data del 10 de diciembre a las 7:09 de la mañana. Algo más de 24 horas después, el día 11, llegó Maestre a socorrer a los oprimidos que sufren la misma amenaza.

Qué casualidad, ¿verdad? Porque además, sin ningún disimulo por su parte, contextualiza su investigación durante el día anterior, domingo, que por ser el preludio del lunes siempre queda más poético.

En su esquema se repiten de manera más extensa todos los aspectos que en un solo tuit había denunciado Coello. Esto es, barrio obrero, desfavorecido, y ya que Vallecas se lo han quitado, pues añade otro de Fuenlabrada, que encima le pilla más cerca.

Proliferación de casas de apuestas deportivas, sí, con la estampa de esos jóvenes que se dejan medio sueldo en intentar acertar los resultados de un partido para así ganar unas buenas perras. Eso sí, ni una sola cita a quién le dio esta idea.

Para más inri, Maestre se vanagloria de impartir conferencias, incluso en universidades, sobre «periodismo de investigación».

Pobres universitarios: esperemos que los futuros periodistas no tomen nota de lo que es la ‘investigación’ para él; esto es, coger ideas ‘prestadas’ por Twitter para llevarse él los aplausos y el reconocimiento de sus lectores.

Su mala praxis deja al desnudo su presunto anhelo de un periodismo mejor. Recordemos que Maestre fue el que denunció a Periodista Digital ante la ventanilla de ruegos, quejas y reclamaciones de la FAPE lo que le valió el bien ganado mote de ‘El guardián de las esencias’. Ventanilla a la que iría ahora directo si los demás gozáramos de tanto tiempo libre como él.

Vídeo relacionado: Ridículo de Antonio Maestre al no tener ni idea de quién fue Copérnico

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído