Periodismo
Sor Lucía Caram. PD

Otra de sus intragables homilías que vuelven a dejar bien a las claras con quien comulga.

Es la patética monja argentina independentista sor Lucía Caram, que celebra la llegada de 2018, -quizá afectada por algúna bebida espirituosa-, deseando que cese "el maltrato a Cataluña y sus instituciones" que a su juicio supone la aplicación del artículo 155 de la Constitución. (La irreverente Sor Lucía Caram se hace de cruces ante las pecadoras Rahola y Raskolnik).

Tras este mensaje publicado minutos antes de la medianoche del 31 de diciembre, Sor Lucía Caram ha vuelto a Twitter para comparar a los Jordis y al resto de golpistas encarcelados con las víctimas de torturas de la dictadura argentina.

El libro Rezar hasta la libertad al que alude la monja independentista fue publicado en 1988 por Raúl Morello, un pediatra argentino muy religioso que permaneció siete meses detenido durante la dictadura de los generales. En el libro, relata las torturas y malos tratos que sufrió durante su cautiverio.

Albert Castillón arranca el hábito a la agitadora Lucía Caram