El nuevo ministro de Cultura y Deporte, todo un 'influencer' que confiesa que odia el deporte, no traga tampoco al líder de Podemos ni a los 'indepes'

El día en que Màxim Huerta se choteó de Pablo Iglesias y lo puso a hacer caca en público

Más de 300.000 seguidores en Twitter, 174.000 en Instagram, 30.229 seguidores en Facebook: "Así en general: qué coñazo de políticos nos ha tocado"

El día en que Màxim Huerta se choteó de Pablo Iglesias y lo puso a hacer caca en público

Es un tipo espontáneo y algo desenfadado que tiene una enorme influencia en las redes sociales, algo que hoy en día no es moco de pavo. Arrastra de momento a más de 300.000 seguidores en Twitter, 174.000 en Instagram, y 30.229 en Facebook. (Màxim Huerta pasa de ‘chico AR’ a ministro de Cultura y Deporte del Gobierno de Sánchez).

Su último tuit, por ejemplo, dedicado a Ana María Matute, al poco de conocer este miércoles 6 de junio de 2018 su nombramiento como ministro de Cultura y Deporte, ha tenido en apenas dos horas 7.400 ‘me gusta» y 2.300 comentarios. Casi nada.

Antaño presentador de los informativos de Tele 5, tertuliano de Ana Rosa Quintana, -quien afirma que está «orgullosa» de él por su nuevo cargo-, no ha tenido reparos en confesar que odia el deporte, -citando para la ocasión al filólogo y novelista italiano Umberto Eco-, mostrándose además muy crítico con los políticos, caso de Pablo Iglesias, a quien en cierta ocasión lo retrató de ‘caganer’.

Tampoco le caen muy bien los independentistas, que digamos.

Màxim Huerta reconoce sin adornos que tenemos unos políticos muy «coñazo»:

Ha llegado a la política, en fin, a través de la literatura. Anadie oculta sus excelentes relaciones con los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y Ciudadanos, Albert Rivera.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído