El excomisario no está dispuesto a olvidar su larga "hoja de servicios" durante los gobiernos socialistas en la oscura y complicada lucha antiterrorista

El tiro de gracia que prepara Villarejo contra el PSOE por cuenta de ETA acojona a Sánchez

A Margarita Robles no le llega la camisa al cuello

El tiro de gracia que prepara Villarejo contra el PSOE por cuenta de ETA acojona a Sánchez
El comisario de Policía Pepe Villarejo y Gemma Alcalá, su segunda esposa. EP

El pánico cunde entre las filas del PSOE, y a Margarita Robles no le llega la camisa al cuello. Villarejo tiene en su revólver otra bala de plata que puede herir de muerte al actual Gobierno. (El ex juez Garzón intenta anular pruebas y apartar a los fiscales del ‘caso Villarejo’).

Las arremetidas de Pedro Sánchez y su entorno contra el excomisario adscrito durante cuatro décadas a la Comisaría General de Información, pueden tener una contestación en los próximos días, ya que los dirigentes socialistas que conocen las «históricas, delicadas y fructíferas» relaciones entre el partido y las llamadas «cloacas de Interior». Y por ahí van los tiros. (El actual ‘número 2’ del Ministerio de Defensa dio dinero «en bolsas de El Corte Inglés» al comisario Villarejo por espiar a Azna).

Segun da cuenta ‘EsDiario‘, el encarcelado no está dispuesto a olvidar su larga «hoja de servicios» durante los gobiernos del PSOE en la oscura y complicada lucha antiterrorista contra ETA. Y del descontrol en el manejo, durante al menos dos décadas, de los fondos reservados del Ministerio del Interior.

Una andanada mucho más dañina que los «cotilleos y desahogos» de los audios que han salpicado a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y al exjuez Baltasar Garzón. Se habla ahora de «palabras mayores». El primer aviso ha llegado en las últimas horas y amenaza con llevarse por delante la carrera política del secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares.

Cabe recordar que en las últimas horas también el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ha abonado a la tesis del pánico que el PSOE tiene a lo que pueda contar Villarejo. Esta es la razón por la que, según el partido morado, Pedro Sánchez dio órdenes a su grupo parlamentario de vetar la comparecencia del comisario en el Congreso de los Diputados.

Olivares, número dos de Margarita Robles y exdirector general de la Policía entre 1994 y 1996 con Juan Alberto Belloch como ministro de Justicia e Interior y la propia Robles como viceministra de Interior, ha sido señalado por Villarejo como el alto cargo que le ordenó espiar a José María Aznar. Y del uso de dinero negro para manejos de las cloacas.

Según algunos antiguos mandos policiales consultados por este diario Villarejo «dispara» ahora contra Defensa, departamento desde el que el excomisario cree que se está conspirando contra él para dañar al exjuez Garzón y a la titular de Justicia.

Cabe recordar que ya en su día Villarejo atribuyó a Robles la autoría intelectual del llamado Informe Veritas, con el que las cloacas de Interior del felipismo trataron de destruir la imagen de Garzón, entonces azote de la guerra sucia contra ETA.

El momento más embarazoso de un jovencísimo comisario Villarejo en la tele… Y sin taparse la cara

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído