Califica de "espectáculo de mierda" el seguimiento mediático que se hizo del rescate

La carta de las espeleólogas rescatadas en Cantabria insultando a los medios de comunicación

Fuente:Cope

Seguramente a los medios se nos puede criticar por muchas cosas, pero no por hacer nuestro trabajo, que es contar lo que sucede.

Las tres espeleólogas a las que se buscaba desde el pasado domingo en la cueva cántabra Cueto-Coventosa salieron este lunes por su propio pie y acompañadas de los miembros del equipo de rescate y efectivos de la Guardia Civil.

Las tres mujeres, dos de Barcelona y otra procedente de Vinaroz (Castellón), entraron el sábado a las 12:20 horas en la cueva situada en el municipio de Arredondo, según informaron los servicios de emergencias del Gobierno de Cantabria. La búsqueda se inicio en la tarde-noche del domingo, después de que un compañero suyo diese aviso de que no habían salido a la hora prevista, según recoge COPE y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

En ese momento se desplegó un dispositivo de búsqueda compuesto por dos equipos que entraron cada uno de ellos por una de las dos bocas de la cueva. Las mujeres fueron localizadas en buen estado de salud sobre las cuatro de la madrugada por uno de los equipos que las ha acompañado a un ritmo suave hasta la boca de Coventosa, por la que ya han salido.

Las espeleólogas agradecen la labor de los servicios de Emergencia y del dispositivo de espelo-socorro. Sin embargo, critican la labor de los medios en una carta pública escrita por una de ellas y que COPE.es reproduce a continuación:

«Ha sido una gran aventura!!! Queríamos hacer esta travesía 4 mujeres, una no pudo al final. Fuimos 3 a por ello, otra mujer más junto con un espeleólogo de Cantabria nos entraban los neoprenos por Coventosa para que nosotras los puediéramos tener a la salida. Todo organizado, todo preparado. Sabíamos que iba a ser una experiencia dura, técnica y física. Teníamos que llevar peso durante todo el recorrido. Cada una una cuerda de 60, todo el equipo personal, equipo de primeros auxilios, térmica, punto caliente, comida y teníamos 3 puntos de abastecer agua abajo, por lo que salimos con 1,5 l de agua que iríamos rellenando.

El pozo Juhué y los seguidos hasta llegar a 518 m de rápeles non stop fue una auténtica maravilla. Solas, organizando el descenso, sólo con las luces de nuestros frontales y los ruidos de los latigazos de las cuerdas que te erizaban la piel.

Llegamos a pie de pozos, comimos, recuperamos fuerzas pero no pudimos abastecernos de agua por estar todo seco.

Empezamos el tramo el cual sabíamos se nos iba a hacer muy largo ya que todo son bloques y un contínuo sube-baja, esperábamos encontrarnos con más dificultades por la temida y perdedora sala de las 11 horas, que al final no fue tan temida y encontramos la salida bastante rápido. Llegamos al Oasis, segundo punto de abastecimiento de agua, recargamos nuestras botellas.Bien!

Con un recorrido más ameno llegamos al Pozo de la Unión y su pasamanos de vértigo.

Ya en la galería de las pequeñas inglesas nos encontramos con un paso que no supimos atacarlo. Lo veíamos demasiado expuesto y peligroso. Eso hizo que nos replanteáramos si estábamos en el lugar en el que nos pensábamos que estábamos. Dudas, exploraciones, veíamos en la reseña otro túnel superior al nuestro y quizás es el que debíamos haber tomado. Vuelta atrás, no puede ser, vuelta hacia delante, no cuadra. Así 4 veces. Quizás no lo veíamos porque estábamos cansadas. Sacamos mantas térmicas, puntos de calor, comimos e intentamos descansar.

Al despertar ya sabíamos que seguro se había activado el 112 pero teníamos que ir a ver de nuevo ese paso que parecía imposible el día anterior.

Pensábamos en nuestros 2 compañeros de fuera que seguro estarían preocupadísimos.

De camino de nuevo hacia ese paso por unas gateras completamente de tierra, oímos voces por detrás. 3 angelitos de socorro venían a buscarnos. Se había activado el 112. Ellos venían por Cueto y otro grupo había entrado por Coventosa.

Su atención fue magnífica. De seguida nos preguntaron si alguna estaba herida, por nuestra salud, por nuestro estado de ánimo. Llevaban de todo….bocadillo de lomo-queso, bebidas isotónicas, agua, geles, barras energéticas……no necesitamos nada de todo eso, pero cuando dijeron CAFÉ…. jajajajaja café caliente???

Total, que los 6 nos tomamos un cafetito con bastante azúcar. A partir de ese momento continuamos el retorno hacia Coventosa acompañadas.Aquel paso que el día anterior era la muerte segura, no fue más que como cualquier otro paso de los que ya habíamos hecho en muchas ocasiones durante el recorrido. Increíble. Fue invisible ante nuestros ojos el día anterior.

Al llegar a los lagos nos encontramos con nuestro amigo enlace que se quedó fuera. Los fuertes abrazos indicaban su alegría de vernos bien dejando rienda suelta a esos sentimientos de preocupación que había tenido tantas horas. También estaba allí el grupo de espeleo-socorro que venía de Coventosa. Nos avisaron que no nos asustáramos al salir. Decían: está España entera fuera. Está la tele, muchísimos periodistas. Desde ayer que ya se habla de este tema y hoy es una locura.

El dispositivo de espelo-socorro que se organizó en Coventosa también fue maravilloso…bebidas isotónicas, todos preocupados por nuestro estado, dos chicas-médicas se nos acercaron…explicamos que no teníamos ningún problema, todo bien. Preguntaron si necesitábamos ir al hospital….Ya dijimos que no, estábamos bien. Evidentemente estábamos cansadas pero nuestra travesía estaba tocando su fin y queríamos acabarla.

Ya subiendo hacia la boca de Coventosa, nos encontramos con Lydi. Más abrazos, más explosiones de sentimientos contenidos. Era un final feliz para una gran aventura.

Realmente me apena mucho lo que tuvieron que pasar nuestros dos amigos fuera. Esas esperas se tienen que hacer muy largas y con muchos nervios.

Lo desolador fue un poco más allá. La Guardia Civil nos explicó la situación: Cámaras, periodistas por todos sitios, muchísima expectación. Nos preguntaron si queríamos hacer una rueda de prensa…..WHAT???¿?¿?¿??

Dijimos que no queríamos nada…ni entrevistas, ni ruedas de prensa, ni nada de nada.

Nos guiaron hacia los coches patrulla y de allí a la caserna para evitar todo ese espectáculo que había montado y podernos cambiar de ropa.

Los cámaras intentaron conseguir sus exclusivas por las ventanas del coche patrulla, intentaban estar en cualquier conversación que teníamos con los propios guardia civiles, con el coordinador del 112, con el grupo de chicos de espelo-socorro,….

POR FAVOR!!!!

Cuando encendimos los móviles, no nos podíamos creer lo que se había formado.

Sobre todo por la parte de los familiares….realmente era necesario todo este espectáculo de mierda? realmente era necesario que tanta gente estuviera tan preocupada por nada? Sensacionalistas…buscando la desgracia….buscando el tomate…buscando la exclusiva….la audiencia…en definitiva, QUÉ PATÉTICO!!! ….y lo peor de todo….NO PUDIMOS HACERNOS NUESTRA FOTO EN LA SALIDA DE COVENTOSA PARA NUESTRO RECUERDO!

Agradecida a mis dos súper compañeras de esta aventura ….HA SIDO UNA AVENTURA EN MAYÚSCULAS!!! MARAVILLOSA!

Agradecer también a Lydie y a Juanito Polaris su apoyo para que todo esto saliera bien y disculparme por las malas horas que les hemos hecho pasar.

Agradecer a espeleo socorro cántabro su trabajo…su vocación…es realmente EXCEPCIONAL!!

A todos vosotros, que los medios de comunicación os han hecho estar en tensión tanto tiempo y tan preocupados, realmente por nada….lo siento..eso no estaba previsto para mí ha sido todo una vergüenza.

UN BESAZO A TOD@S!!! Gracias por vuestras preocupaciones».

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído