DICEN QUE ESTE MEDIO O ALGUNOS DESTACADOS TUITEROS TIENEN COMO OBJETIVO "CONTRARRESTAR EL NUEVO MARCO SOCIALDEMOCRÁTA"

El digital izquierdista CTXT acusa a Cristina Seguí, Girauta, OKDiario y Periodista Digital de tratar de «atizar el odio para desgastar al Gobierno»

En su reportaje 'olvidan' citar el escandaloso caso del 'Facuogate', los acosos de podemitas a cuentas disidentes o la mordaza de Twitter a Cristina Seguí y VOX

El digital izquierdista CTXT acusa a Cristina Seguí, Girauta, OKDiario y Periodista Digital de tratar de "atizar el odio para desgastar al Gobierno"

Así funcionan las redes de la ultraderecha en tiempos de pandemia. Con este titular nos sorprende este 24 de marzo de 2020 el digital CTXT, que depende para sobrevivir de las subvenciones de El País, como ya descubrió PD en exclusiva.

Ergo, y siguiendo con la ecuación, serán rescatados más tarde o más temprano por el Gobierno, ya que el diario de PRISA hace campaña para recibir ayudas públicas y, por tanto, hay que ir preparando el terreno para agradar a Pedro Sánchez y el Ejecutivo.

El ‘reportaje’, por llamarlo de alguna manera, acude en auxilio de PSOE y Podemos, a los que consideran inocentes de los cargos que se les imputan -gestión tardía e ineficaz en la crisis del coronavirus- por un delito que no habían cometido.

Es decir, el gobierno de coalición es como el Equipo A solo que desgraciadamente para los españoles, Pedro Sánchez no es Fénix, Pablo Iglesias se parece bastante a Murdock, y nadie ocupa el papel de Hannibal.

El digital de ultraizquierda pone el foco en «las derechas» que presentan batalla al poder dominante en España vía redes sociales.

Acusan a la ultraderecha de «organizar campañas en redes» con el objetivo de desgastar al gobierno actual.

Y ahí, meten en el mismo saco a las cuentas afines a los partidos, «cuya actividad está bastante influenciada por las órdenes telemáticas que los órganos de VOX y PP dan a sus militantes a través de Telegram», a diarios que ellos llaman «tabloides»-cree el ladrón que todos son de su condición- como «OKDiario o Periodista Digital» y después los «creadores de opinión», donde citan los ejemplos de «los periodistas más cercanos como Cristina Seguí, Cristian Campos o Luis del Pino» y «a influencers de la derecha como Pastrana, Alvise Pérez, Hugo Pereira o el resucitado Juan Carlos Girauta».

Un ‘pequeño’ olvido: el inquietante caso del ‘Facuogate’

Los autores, Guillermo Fernández e Iago Moreno, cometen algunos ‘olvidos’ cuya ausencia hace que nadie con sentido común y espíritu crítico pueda tomarse en serio su investigación.

Si su nota quisiera ser seria se le podría admitir intencionalidad y línea editorial pero no sesgo de trinchera, al ‘olvidar’ mencionar campañas ya iniciadas antes por la ultraizquierda para erosionar la moral y la actividad de quienes no piensan como ellos.

El caso más destacado es el del ‘Facuogate’. Bautizado así por el peligrosísimo a la par que influyente Rubén Sánchez, portavoz de Facua, una asociación en defensa de los consumidores regada de dinero público de la anterior Junta de Andalucía socialista, que ejercía como líder, era un movimiento que se dedicaba a cazar disidentes y tumbar su actividad en las cuentas de Twitter, todo ello a través de Telegram.

El escándalo del ‘Facuogate’, del que Rubén Sánchez nunca dijo esta boca es mía a pesar de que la filtración de decenas de capturas de pantalla le dejaron retratado, no fue síntoma de ‘guerra sucia’ por parte de la izquierda , sino una consecuencia.

Podemos, asaltar los cielos haciendo antes lo mismo con las redes sociales

Desde que Podemos surgió en el año 2014, sus dirigentes reconocieron que para hacer frente a la maquinaria y recursos de los partidos del ‘establishment’, había que ganar la batalla de las redes.

Los cauces oficiales lo intentaron hacer desde sus cuentas de partido y asociados pero al hilo de ellas surgió un ejército de «trolls» dedicados a acosar, difamar e incluso censurar las cuentas que no les bailaban el agua. Hablamos de 2014, para los que se han caído del guindo ahora como CTXT.

Ejemplos de censura injusta y arbitraria: Cristina Seguí y VOX

Por lo demás, no hubiera estado de sobra que en el digital izquierdista preguntaran a Cristina Seguí por su experiencia en Twitter. La compañía estadounidense le ha cerrado varias veces la cuenta a la periodista y tertuliana por poner en la diana al feminismo radical, al ecologismo más reaccionario, y al nacioalismo más identitario.

El acoso a Seguí continuó por parte de los de siempre con la presentación de su libro, intentando por todos los medios cancelar sus presentaciones en ciudades como Zaragoza o León.

O si quieren, ahí tienen el caso de VOX, el único partido de los que tienen representación en el Congreso al que Twitter les ha tumbado una cuenta «por incitación al odio». Otros partidos totalmente contrarios a los derechos humanos más elementales como Bildu o la CUP no han sufrido nunca esa mordaza.

Club PD – Súbete a la ola: Queremos seguir siendo un medio de comunicación libre – Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído