“Nuestras normas no permiten la representación de intentos de suicidio”

Facebook bloqueó la transmisión del francés que mostró como se dejaba morir por negarle la eutanasia

Alain Cocq, aquejado de una enfermedad incurable, intentaba mostrar su agonía para denunciar las actuales leyes sobre la muerte digna en Francia

Facebook bloqueó la transmisión del francés que mostró como se dejaba morir por negarle la eutanasia
Alain Cocq. PD

Facebook bloqueó este 5 de septiembre de 2020 a mediodía la difusión en directo de la agonía del francés Alain Cocq, aquejado de una enfermedad incurable y que decidió dejarse morir en directo en la red social.

“Aunque respetamos su decisión de querer atraer la atención sobre esta compleja cuestión, en base a los consejos de expertos hemos tomado medidas para impedir la difusión en directo en la cuenta de Alain, pues nuestras normas no permiten la representación de intentos de suicidio”, declaró a la AFP un portavoz de Facebook.

La madrugada del sábado, este habitante de Dijon (este de Francia) había anunciado en un video que había dejado de tratarse, alimentarse e hidratarse, dejándose así morir en directo para denunciar las actuales leyes sobre la muerte digna en Francia.

Unas horas después, cuando se disponía a publicar un nuevo video, Alain Cocq anunció: “Facebook me bloquea la difusión de video hasta el 8 de septiembre”.

View this post on Instagram

🔴 Un enfermo incurable se dejará para reclamar su derecho a la eutanasia. Alain Cocq, un ciudadano francés de 57 años, dejará de comer, de beber y de tratarse desde este viernes y quería documentar su final en directo a través de Facebook a partir del sábado. Sin embargo, la red social ha decidido bloquear el vídeo del francés. Cocq padece una enfermedad incurable desde hace 34 años que lo mantiene postrado en su cama desde hace dos. Con su muerte quiere denunciar el hecho de que en Francia no es legal la eutanasia. Tras escribir al presidente, Emmanuel Macron, pidiéndole "el derecho a una muerte digna", este le negó la autorización para que un médico le recetase un barbitúrico. "Su deseo de solicitar ayuda activa para morir no está permitido actualmente por las leyes de nuestro país", le contestó el presidente, respaldado por la ley francesa Claeys-Leonetti, que autoriza la sedación profunda solo para los enfermos terminales. La enfermedad de Cocq ha ido degenerando y actualmente está "encarcelado en su cama con un sufrimiento insoportable", según ha declarado a Efe Jean-Luc Romero-Michel, adjunto al ayuntamiento de París a cargo de los derechos humanos y la lucha contra las discriminaciones y también presidente de la Asociación por el Derecho a Morir Dignamente. 📸 AFP / Reuters Más información sobre la situación de Alain en el link de la bio 📲 https://bit.ly/3jOWeHc #enfermedad #alaincocq #eutanasia #francia🇫🇷

A post shared by La Vanguardia (@lavanguardia) on

“Juzgad vosotros mismos”, escribió este hombre de 57 años, dirigiéndose a quienes le apoyan, antes de dar la dirección de Facebook Francia en París para “hacer saber lo que pensáis de sus métodos para impedir la libertad de expresión”.

Facebook cuenta con reglas muy detalladas: si bien no prevén disposiciones específicas sobre el final de la vida, son en cambio muy estrictos en cuanto a los contenidos que pueden parecerse a una promoción del suicidio o de la automutilación. Casos que abarcan la eutanasia o el suicidio asistido.

Alain Cocq sufre una enfermedad extremadamente rara, sin nombre, que hace que las paredes de sus arterias se peguen, provocando una “isquemia”, esto es, un paro o insuficiencia de la circulación sanguínea en un tejido o un órgano.

Paralizado por dolores que no cesan desde hace 34 años, condenado a guardar cama, Cocq habría deseado que le suministraran una sedación profunda, acción que no permite la ley francesa.

Muchos internautas dieron su apoyo al enfermo.

“La ley Cocq llegará, estoy segura”, escribe una mujer, convencida de que su acción permitirá una evolución de la ley francesa Claeys-Leónetti de 2016, que solo autoriza la sedación profunda para personas que se hallan a pocas horas de una muerte segura.

Cocq había escrito al presidente Emmanuel Macron para que autorizara a un médico a recetarle un barbitúrico y poder “partir en paz”.

“Puesto que no estoy por encima de la ley, no puedo acceder a su demanda”, dijo Macron en una carta enviada a Cocq.

“No puedo pedir a alguien que se salte el marco legal actual”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído