LA TERTULIANA MOVILIZA A SUS HORDAS POR UN TITULAR QUE NO ES DE SU AGRADO

Fallarás se pone histérica e insta a la gente a rezar para que no la ‘azoten’

Fallarás se pone histérica e insta a la gente a rezar para que no la 'azoten'

A pesar de su pregonada proclividad hacia Podemos y lo que predica Pablo Iglesias, parece que Cristina Fallarás no se apunta a las aficiones de su mentor.

Como todo el mundo recordará, en sus tuits, dejando en evidencia algo turbio en sus inclinaciones, Iglesias le comentara a Monedero en su día que soñaba con ‘azotar’ a Mariló Montero. Y añadía el ahora vicepresidente de Sánchez y esposo de la ministra Irene Montero, que le molaba la idea de hacerlo ‘hasta sangrar’.

Pero lo cierto es que Fallarás anda tan excitada que bien no entiende o no sabe leer porque su cabreo ante este titular ‘Policía y Guardia Civil ‘azotan’ a Fallarás por insinuar que su protesta frente al Congreso fue golpista’ solo se debe, precisamente, a una falta de lectura comprensiva, amén de los códigos periodísticos cuando se pone en cursiva o entre comillas simples una palabra.

Así las cosas, la tertuliana optó por salir con toda la artillería contra Periodista Digital con amenazas y vaticinios de oráculos cutres salchicheros.

LA CONFESIÓN DE ROBO EN UN SUPERMERCADO

Fallarás, la misma que pretende dar lecciones a los demás, tiene un negro pasado.

Como aperitivo, por ejemplo, está su reconocimiento de haber mangado en un supermercado y jactándose de haberlo en la misma cara de la cajera del establecimiento:

En el momento que una madre no puede alimentar de tus hijos ya te pueden hablar de robar, ya te pueden hablar de legalidad… lo primero es que tus hijos tengan leche. Y el siguiente paso es robar. Y es robar con una cierta soltura, si me perdona. Así que yo muy mona, mona, me fui por la mañana a Caprabo. Y me fui muy mona, muy mona y salí. Cogí la pasta y le dije a la cajera, me la llevo. Aquella pobre tipa no daba crédito, ¡pero yo me llevé la pasta en la mano!.

Dos meses después acudí a pagarle aquella pasta y le digo ¿te acuerdas de mí? Y me dice, muy sería, ¡cómo me iba a olvidar, es que no sabía decirle al jefe lo que había pasado! Pero claro, es que no dio crédito. Y aquel para mí, realmente, no fue un acto culposo. Es decir, en ningún momento ni sentí remordimiento, ni me sentí robando, ni siquiera me sentí miserable… dije, me falta pasta voy a por pasta. Y ya está. Este niño no puede decir ahora no te lavas los dientes.

Hay cosas básicas como la crema hidrante. De repente te empieza a crujir la cara por la mañana y dices ¿qué hago, me pongo aceite de oliva, qué hago con mi cara? Lo que más eché de menos cuando entré en la pobreza radical fue la crema hidratante.

Fallarás, la misma que se queja de los señalamientos, fue la que en su momento exigió que purgaran de Twitter a periodistas que no eran de su cuerda como Javier Negre, Hermann Tertsch, Cristina Seguí y Alfonso Ussía. Obviamente, los señalados se tomaron a chufla la advertencia de Fallarás

Cristina Fallarás te hace un manual de cómo robar en Caprabo y tener éxito

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído