MIQUEL GIMÉNEZ, MUY HARTO DE LOS RADICALES DE IZQUIERDAS QUE GOBIERNAN ESPAÑA

‘Lluvia de palos’ a los políticos endebles con los violentos: «Tienen como tropa a la hez de la sociedad»

"Nadie dirá nada porque estamos en manos de vagos, de cobardes, de gente que sigue la agenda decidida en el Foro de Sao Paulo"

'Lluvia de palos' a los políticos endebles con los violentos: "Tienen como tropa a la hez de la sociedad"
Pablo Iglesias, unos violentos pateando a un policía y Miquel Giménez. PD

Seis noches consecutivas de disturbios en Cataluña no solo pueden ser sinónimo de que hayan detenido y encarcelado a un delincuente matón y rapero malote.

En esa línea se encuadran algunos de los generadores de opinión justo después de que Pere Aragonés, presidente de la Generalitat en funciones, saliera por fin a abrir la boca apoyando con la boca pequeña a los Mossos y diciendo que tampoco hay que criminalizar a los que protestan porque vivimos en una situación de represión.

¡Que disfruten lo votado en Cataluña! Es la línea principal de los artículos de este 23 de febrero de 2021 de dos catalanes opuestos al régimen trasnochado de independentistas: Arcadi Espada, lanzado contra los líderes secesionistas («Impedirán a un policía defenderse excepto si ya está muerto»), y Miquel Giménez, desde VozPópuli, cargando contra los que mandan en un texto titulado El espejismo catalán.

El analista hace lo mismo que Arcadi, quejándose de las sujeciones de Aragonés y sus socios antisistema contra los Mossos:

Después de recordarnos que los Mossos son una policía integral, como cierta clase de pan, recomienda usar las armas de fuego y las defensas con serenidad. Pues nada, póngase usted frente a trescientas personas que le arrojan cascotes, palos, papeleras, señales de tráfico, martillos, cojinetes, sillas, vallas, lejía o pirotecnia y medite serenamente.

Giménez se fija con desidia en los disturbios que destrozan noche tras noche Barcelona. «Centenares de comercios destrozados y saqueados, las pérdidas son millonarias, incluso las vidrieras modernistas del Palau de la Música, irreemplazables, han sido destrozadas en defensa del tal Hasel, niño bien e inútil confirmado». Y se queja el periodista de que «nadie dirá nada porque estamos en manos de vagos, de cobardes, de gente que sigue la agenda decidida en el Foro de Sao Paulo».

Y termina por todo lo alto, disparando contra ellos, sin nombrarlos, los radicales de izquierda que ostentan el poder en España:

Se trataba de pergeñar una estrategia para socavar las democracias occidentales e implantar dictaduras marxistas al precio que fuese.

 

Eso es lo que hay. Una revolución envuelta en palabrería, una revolución de los ricos en el caso catalán, de las nuevas élites comunistas surgidas de las universidades en el resto de España, una revolución que tiene como tropa a la hez de la sociedad, a los más ignorantes, a los más violentos.

Los Mossos, abandonados a su suerte por la Generalitat: «La violencia es salvaje y dirigida al policía»

Este 22 de febrero de 2021 se asomaba por El Programa de Ana Rosa de Telecinco el mediático Toni Castejón, portavoz de un sindicato de los Mossos, precisamente para explicar la dantesca situación a la que se ven sometidos sus compañeros en la calle contra estos salvajes: los políticos, desde sus despachos pensando en la independencia, les impiden actuar, les sujetan las porras mientras les llueven piedras:

La violencia es salvaje, la hemos visto en otras ocasiones, pero sobre todo desde el año pasado, muy orientada contra el policía. Hemos visto los sabotajes, que son indignos, y el ataque a las comisarías de Vic o de Vilafranca; ataques a la Guardia Urbana… Van a hacer el mayor daño posible y luego no tienen una respuesta a nivel político ni apoyo a los compañeros.

Un policía explota durante los disturbios: «¡Qué impotencia ver que los políticos no te defienden!»

Este lunes 22 de febrero pasó por Herrera en COPE Antonio, un miembro de las Fuerzas de Seguridad, para quejarse amargamente de la situación que están viviendo en las calles:

Todo empezó con el mismo protocolo de siempre. La imagen era penosa, impropia de los tiempos en los que estamos y del lugar en el que vivimos. La noche acabó con muchísimos contenedores ardiendo y con la gente asustada en los balcones. Cuando la gente dice que la Policía carga… Parecíamos pastores quitando contenedores y facilitando el trabajo a los bomberos.

 

A nosotros nos lanzaban botellas, naranjas de los naranjos silvestres de las calles. Da la sensación de que la Policía sale a calentar a todo el que sale por la calle… La impotencia es grandísima cuando ves a los políticos lo poco que te defienden».

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído