La violenta feminista guardó la cabeza de su ‘amiga’ durante tres años en una caja dentro de su casa

La memez feminista de ‘Público’: Tilda de “violencia machista” el descuartizamiento de una feminazi a otra

El diario de extrema izquierda obvia que la asesina militaba activamente en el movimiento feminista y en la extrema izquierda

La memez feminista de ‘Público’: Tilda de “violencia machista” el descuartizamiento de una feminazi a otra
Andrea Aguirre Concha y su víctima PD

Público’ protagonizó la última memez feminista: tildar de “violencia machista” el brutal asesinato y descuartizamiento de una feminazi a su compañera.

La feminista Solsiret Rodríguez desapareció en 2016 en Perú. Sin embargo, su asesino no fue ningún hombre, sino su ‘hermana feminista’ Andrea Aguirre Concha.

Aguirre confesó haber descuartizado a la joven feminista y haber escondido sus restos en diversos lugares. Uno de los detalles más macabros de este horrendo crimen es que la asesina tuvo en su casa el cráneo de la asesinada durante más de tres años metido en una caja.

El Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses del Ministerio Público de Perú ha confirmado que los restos hallados en la vivienda de Aguirre son de Solsiret Rodríguez.

La autopsia practicada a los restos de la asesinada ha revelado que fue golpeada con un objeto contundente y gran violencia en el rostro, un dato que desmiente la declaración de Aguirre, que afirmaba que Solsiret Rodríguez había muerto por una caída, y que demuestra que el asesinato fue perpetrado con un gran sadismo.

A pesar de que durante las investigaciones se detuvo a la expareja de la víctima por las sospechas de haber cometido un delito machista, la investigación desveló que la asesina y descuartizadora era nada más y nada menos que una de las activistas del feminismo y de la extrema izquierda.

Así lo demuestra su perfil de Facebook, en el que sigue a diversas páginas de ultraizquierda, algunas de ellas comunistas, y también a la página feminista de Paro Internacional por las Mujeres – Perú.

Conscientes de la mala imagen que supone para el feminismo, los principales medios han ocultado ese dato, y rápidamente grupos feministas han saltado a la palestra para negar que la asesina fuese parte del colectivo.

Sin embargo, el mayor punto parece haberlo alcanzado Público’. El diario afín a la extrema izquierda afirmó que Solsiret fue asesinada por “violencia machista”, a pesar de que la asesina y descuartizadora es una mujer feminista.

Irónicamente, también obviaron el activismo de la asesina otros medios de izquierdas como El País, Eldiario.es.

Un duro detalle, más aún, a pocos días de la celebración de un 8-M marcado por la polémica sanitaria y promovido por un Gobierno que convoca a protestas, mientras se quedan de brazos cruzados al conocer que el 70% de los nuevos despidos en España afectan a las mujeres.  

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído