"Me da pena que el general Manglano haya muerto ignorado por todo el mundo"

Jaime Rocha, el espía: «Mis novelas han pasado antes por el CNI»

Fue espía durante muchos años y trabajó para el CNI.

A día de hoy, Jaime Rocha -un gaditano sencillo y de trato cercano- recuerda en su nueva novela ‘El muro‘ sus años de espionaje.

A día de hoy, Rocha es el primer agente de inteligencia que escribe sus memorias noveladas. Ya debutó con su primer libro ‘Operación El Dorado Gran Canyon‘.

Afirma que pensó que tenía que dejar un testimonio escrito de lo que hacía y no pudo contar durante muchos años.

Eso sí, antes de su publicación, confiesa que sus libros han pasado con el CNI recibiendo el visto bueno por parte del servicio de inteligencia.

Jaime Rocha ha tenido muchos nombres, tantos que no los puede recordar. Trabajó en el CESID, luego CNI, durante 28 años y todo a raíz de una «cerveza envenenada».

La que le ofrecieron aquel 1979 en un hotel de Cádiz con el objetivo de ficharle para el recién nacido servicio secreto español.

Estaba en la Armada y llevaba catorce años navegando por el mundo cuando unos compañeros militares le invitaron a esa cerveza con dobleces en el hotel Atlántico de la capital gaditana.

Querían que se uniera a la inteligencia española, en la que luego se encargó de la región del Magreb, más tarde de la que iba desde la frontera de Rusia hasta el Pacífico y donde vivió la caída del muro de Berlín en Praga, una experiencia ésta última que contará en su próximo libro.

Después de ir y venir, con sus cinco hijos ya mayores y repartidos por el mundo, ahora este espía de 79 años nacido en Larache, en Marruecos, vuelve a vivir en Cádiz con su mujer, Carmen. Y escribe.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído