La Segunda Dosis

«El socialista Sánchez une su destino al de los golpistas catalanes»

Verles salir de la cárcel, tan pimpantes y sonrientes, es duro para la mayoría de los españoles, porque resulta imposible entender que siga entre rejas Rosalía, la mujer de Bárcenas, penando 13 años de calabozo, o vaya a entrar pronto en prisión ‘El Pequeño Nicolás’, por trampear en un examen de Selectividad, mientras los sediciosos que chantajearon al Estado de Derecho e intentaron desestabilizar la economía española, salen de la trena entre aplausos, insultando desafiantes y amenazantes, sin haber cumplido un tercio de su condena.

La ignominia de los indultos es sólo el primer paso.

Ahora montan lo que llaman ‘Mesa de Diálogo’, donde se sentarán frente a frente el Gobierno Sánchez y los facinerosos, para negociar el futuro de Cataluña, ignorando a esa mayoría silenciada de catalanes que se sienten sobre todo españoles y a la que se hostiga, vitupera y margina.

Dicen el socialista Sánchez y sus ministros, los mismos que juraban que no habría indultos y que jamás pactarían con los proetarras de Bildu, que van a negociar dentro de los límites que marca la Constitución.

Aseguran vehementes que no habrá referéndum ni declaración unilateral de independencia, como aseguraban con la misma vehemencia que iban a endurecer las penas contra quienes se alzasen contra la unidad de España o infringieran la ley.

Si está usted entre los pardillos que todavía creen al Gobierno socialcomunista, hágaselo mirar, porque es grave.

En una cosa si tiene razón Sánchez y es que ya han comenzado a notarse los efectos de ‘una mejor convivencia‘, gracias a sus indultos.

Y no me refiero a que los violentos de los CDR celebrarán la claudicación de Sánchez asaltando el balcón del Ayuntamiento de Vic y quemando la bandera española. Eso era esperable.

Tampoco aludo, porque es lógico que estén gozosos, a la alegría con que Junqueras, los ‘Jordis’ y los exconsejeros Turull, Rull, Forn y Romeva han salido de la cárcel al mediodía de este 23 de junio de 2021, agarrando una pancarta con la frase ‘Freedom for Catalonia’ y una bandera estelada.

Y diciendo cosas como: «El Supremo y la Audiencia Nacional son el Guantamo de la justicia”.

Y todo, mientras sus excitados y fanáticos partidarios, gritaban a coro: «lo volveremos a hacer».

En resumen, que los delincuentes indultados por Sánchez han salido de prisión cargando contra España y que las palabras más suaves que han usado son «represión», «miserable» o «ignominia«.

Ha uncido el socialista Sánchez su destino a los golpistas catalanes.

Si el sedicioso Junqueras o cualquiera de sus compinches separatistas quieren, dentro de un par de meses les basta encaramarse a una silla y dar cuatro berridos para que al líder del PSOE se le hunda la tierra bajo los pies.

Lo saben ellos y lo sabe Sánchez, que se va a preocupar y mucho de que no se enfaden, regando a los sediciosos y a sus amigos con todo tipo de concesiones, gestos y fondos.

Te puede interesar

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído