LA SEGUNDA DOSIS

“Una sociedad enferma que premia al asesino y humilla a la víctima”

No son buenos tiempos para España.

Entramos en una fase en la que Pedro Sánchez tiene que ir ganándose su continuidad en La Moncloa con algo más que gestos hacia los proetarras de Bildu y los golpistas catalanes.

Los indultos a Junqueras y compinches marcaron el principio de una etapa en la que el Gobierno PSOE-Podemos va a entregar a los independentistas y adláteres todo lo que esté en sus manos.

El PSOE, que acompaña sumiso, silente y e interesado a su líder en esta desquiciada deriva, ni respira.

Sánchez es un ‘vendepatrias’ sin escrúpulos, capaz de lo que sea por seguir durmiendo en La Moncloa, y los independentistas saben que lo que resta de legislatura es una oportunidad de oro para sacar tajada de la debilidad de un presidente dispuesto a entregar a los sediciosos la dignidad de España y de los españoles.

Y en paralelo, para mayor escarnio, se anuncia que el Gobierno vasco, conformado por PNV y Partido Socialista de Euskadi, castigará con multas de hasta 150.000 euros a quien en el futuro ‘enaltezca’… al franquismo.

Podrá poner las multas el Ejecutivo, el llamado Instituto de la Memoria y hasta cualquier alcalde de pueblo.

No se va a penalizar a los que reciban con flores y rindan homenaje a los asesinos etarras, que manda a casa el socialista Sánchez.

Tampoco a los que se dedicaban a secuestrar, extorsionar, mutilar y han dejado atrás un reguero de 1.000 víctimas inocentes.

La última el pasado 16 de marzo de 2010, hace sólo once años.

Lo que PNV y PSOE pretenden castigar es cualquier expresión ofensiva o vejatoria contra la dignidad de los muertos durante y justo después de la Guerra Civil de 1936, hace 82 años.

¡Virgen Santa!

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído