LA SEGUNDA DOSIS

Sánchez va a Cataluña de rodillas y con los pantalones a media asta

Apesta todo a cortina de humo, para tapar lo realmente relevante, que en el plano político es esa peregrinación a Barcelona que este miércoles inicia Sánchez.

He utilizado con toda la intención el término peregrinación, porque el líder del PSOE va a Cataluña de rodillas y con los pantalones a media asta, a sellar con sus socios separatistas el acuerdo que le permita seguir durmiendo en La Moncloa, sin excesivos sobresaltos hasta finales de 2023.

Pere Aragonés y Sánchez se necesitan el uno al otro más que nunca y pactaran lo que sea, por vergonzoso que sea, sobre todo para España.

En realidad, llevan muchas semanas intercambiando mensajes y chalaneando a espaldas de los españoles.

La foto que se harán probablemente a final de esta semana, será puro teatro y lo que digan en público, una sarta de mentiras.

Escuchar el otro día al socialista Miquel Iceta, ministro de Cultura y Deportes de Sánchez, equiparando la ‘mesa’ en torno a la que se sentarán Sánchez y Aragonés a la que se montó en París, para negociar el fin de la Guerra de Vietnam entre los norteamericanos y los comunistas del vietcong, me produjo vergüenza ajena.

No sabía yo que estábamos en guerra con Cataluña y acabo de descubrir que esto que inicia ahora el líder del PSOE son conversaciones de paz.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído