LA SEGUNDA DOSIS

“Al bailón Iceta se le ha puesto cara de general Giap”

Desde hoy, las componendas de Sánchez con los dirigentes separatistas de Cataluña, han quedado institucionalizadas en una mesa bilateral, que es un insulto a la Constitución y una afrenta a todos esos catalanes que se siente ante todo españoles y a los que el presidente socialista ignora.

Si una foto vale más que 1.000 palabras, la que se hizo hace unas horas Pedro Sánchez a la entrada del Palau de la Generalitat, vale un millón.

El presidente del Gobierno de España llegó a la puerta y allí, serio como una momia, se inclinó respetuosamente ante la única bandera con la que se dignaron a recibirle Pere Aragonés y los suyos: la señera de las las cuatro barras.

De la rojigualda, ni rastro.

No sé si esa ausencia me tranquiliza o inquieta, pero parece significativa.

Iban en la comitiva del líder del PSOE, el enredador Félix Bolaños, la podemita Yolanda Díaz; la portavoz Isabel Rodríguez, y el bailón Miquel Iceta, a quien según los presentes se le ha puesto cara de general Giap, el pequeño y rechoncho estratega comunista que pilotó las negociaciones que concluyeron con la salida de EEUU de Vietnam, al final de la Guerra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído