LA SEGUNDA DOSIS

“Sánchez, Marlaska y Delgado también están ‘moralmente’ enfermos”

En unas horas, si el Tribunal Supremo no lo impide y no creo que lo haga, se perpetrará en Mondragón otra infamia: un homenaje popular, con niños, música, carreras y fanfarria, al mayor asesino de la historia de ETA, el terrorista Henri Parot.

He dicho más de una vez y me reafirmo hoy que la vasca es una sociedad moralmente enferma.

Pensando en los 1.000 asesinados por la banda, en los cientos de mutilados, en los desaparecidos, los torturados, los extorsionados, y en los huérfanos, lo lógico, lo esperable, lo racional, lo humano, tendría que ser un sentimiento de vergüenza colectiva.

La sociedad, esos curas que cobijaban a los criminales y negaban hasta los sacramentos a policías y guardias civiles, los empresarios que financiaban a escondidas las pistolas, los políticos que se beneficiaban de la sangre y los maestros que difundían el discurso de odio, han sido responsables y tendrían que estar pidiendo perdón hasta la eternidad.

Y en lugar de eso, todos ellos y con ellos amas de casa, estudiantes, periodistas, concejales, comerciantes y vecinos, aplauden y elogian a los matarifes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído