"Paracuellos es el mayor genocidio de toda la Guerra Civil"

Eduardo García Serrano: «Es vergonzoso el silencio del Gobierno en el 85º aniversario de la masacre de Paracuellos»

La matanza de Paracuellos fue la culminación de la violencia sindical, comunista o socialista durante toda la Segunda República, responsable de más del 95% de los asesinatos en estos años.

Madrid se había teñido de rojo desde abril del 36.

El derramamiento de sangre fue a más desde el Golpe de Estado del 18 de julio.

El gobierno del Frente Popular se había trasladado a Valencia y la Junta de Defensa al mando, de la que formaba parte Santiago Carrillo, llevó a cabo una operación de limpieza selectiva de la retaguardia.

Las calles de la capital estaban llena de cadáveres.

Se mató a más de 5000 personas, la mayoría hombres, por ser «desafectos» con el gobierno, es decir, por ser derechas, católicos o religiosos. Entre los asesinados unos 200 menores.

Eduardo García Serrano es periodista, nacido en Madrid en 1956 pero de origen navarro.

García Serrano fue director del periódico La Gaceta, propiedad del Grupo Intereconomía.

Ha colaborado en los programas de Intereconomía Televisión El gato al agua, Noticias Intereconomía, El Telediario de José Javier Esparza y Buenos días, España.

En ‘La Segunda Dosis’, el programa que lanza Alfonso Rojo diariamente por el canal de Youtube de Periodista Digital, el comunicador critica el silencio extendido por parte del Gobierno y de los medios afines al Ejecutivo en el 85º aniversario de la terrible masacre de Paracuellos.

En la madrugada del 6 al 7 de noviembre de 1936 comenzaron las matanzas de Paracuellos. Unos asesinatos que se prolongaron hasta el 4 de diciembre y fueron llevados a cabo por milicianos del PSOE, el PCE, la UGT y la CNT.

Entre los ejecutados vilmente, había 276 menores de edad, algunos con 13 años de edad. Varios padres, hijos y hermanos fueron fusilados juntos.

Critica el periodista que si las víctimas del terror hubieran sido del bando rojo, hubiera habido conmemoración de aquel genocidio.

En la España actual, bajo el bombardeo constante de los medios afines a Pedro Sánchez y sus compinches, hay muchos convencidos de que en la Guerra Civil española hubo un bando intrínsecamente bueno y otro intrínsecamente malo.

La urticante realidad es que en la Guerra Civil de 1936, todos eran españoles y ambos bandos cometieron fechorías repugnantes.

Recuerda Serrano que la memoria histórica empieza a funcionar al día siguiente de la muerte de Franco y que la derecha española ha estado en “cobarde silencio” sobre lo que ocurrió.

“El alzamiento fue de mera supervivencia, hubiéramos acabado siendo una república más de la Unión Soviética”, critica Eduardo García Serrano.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído