Una recopilación de todos los momentos bochornosos de la socialista

Crónica del esperpento: las barrabasadas de Adriana Lastra que cavaron su tumba en el PSOE

La que era mano derecha de Sánchez deja su puesto

El 18 de julio de 2022, Adriana Lastra comunicó su dimisión a Pedro Sánchez por motivos personales y de salud. Pero son muchos los que lo achacan a diversas peleas dentro del partido:

«Se han producido cambios importantes en mi vida personal que me exigen tranquilidad y reposo y que, en las dos últimas semanas, me han obligado a tomar una baja laboral que se va a prolongar aún un tiempo».

Deja el cargo de vicesecretaria general del partido tras acumular varios vergonzosos momentos que posiblemente hayan cavado su tumba política. El último fue la rueda de prensa tras el batacazo electoral del PSOE en Andalucía.

La ‘bachiller’ achacó la victoria del PP a las ayudas que recibieron los andaluces provenientes del Gobierno de España.

«Es evidente que Moreno-Bonilla ha llegado a las elecciones tras superar la crisis del covid con los ingentes recursos aportados por el Gobierno de España».

«Lo que vemos hoy en Andalucía es básicamente lo mismo que se han producido en todas las elecciones posteriores al covid, la consolidación de los gobiernos que han contado con más recursos para hacer frente a la pandemia con la aplicación de políticas socialdemócratas en Europa y en España».

Las palabras de la protagonista dejaron en claro la incapacidad de su partido de hacer autocrítica, intentándose llevar el mérito de la victoria de Juanma Moreno.

Pero el bochorno no acabó ahí, Lastra calificó de ‘escaso’ el planteamiento de los populares, porque tienen tres gobiernos que ya ostentaban, mientras que el PSOE lideraba las encuestas a nivel nacional.

Siguiendo en su línea, en noviembre de 2019 durante un acto de campaña en Gijón cargó contra los partidos de derechas acusándoles de ser fascistas:

«Podemos llamarlos extrema derecha, ¿sabéis lo que son? ¡fascistas, son fascistas! y al fascismo solo lo frena este partido».

Además, añadió que sufren la enfermedad de «la intolerancia, machismo y homofobia». 

El propio Congreso también fue testigo de las bochornosas intervenciones de Lastra, como aquella vez que acusó a los políticos de Vox de exaltar la dictadura franquista y les califica de ser un ‘partido fascista’.

La dimisión de la vicesecretaria socialista hace que Sánchez tenga que reordenar sus filas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído