Los datos de Eurostat retratan al presidente

Sánchez y la desastrosa gestión del Gobierno PSOE-Podemos empujan a 3 de cada 10 españoles a la pobreza

En Portugal, el índice de pobreza está en el 22 por ciento, casi diez puntos menos que en la España de Sánchez

Nuevo récord de Pedro Sánchez.

El líder del PSOE ha vuelto a llevar a España a la cabeza de otro ránking de la vergüenza.

Según los últimos datos publicados por Eurostat, prácticamente un tercio de la población española se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social.

Una cifra que se agrava en comparación con nuestros homólogos europeos. Y no hablamos de Francia, Alemania o Italia.

En Portugal, el índice de pobreza está en el 22 por ciento, casi diez puntos menos que en la España de Sánchez, que empata en esa vergüenza con países como Rumanía, Bulgaria o Grecia.

Y después se extrañan los gurús de La Moncloa de que abucheen y piten al socialista Sánchez cada vez que pone un pie en la calle.

Gasto desmedido en propaganda

Mientras los españoles no llegan a fin de mes, Sánchez dispara en un 124% el gasto en propaganda y autobombo.

El presidente de Gobierno ha incrementado el presupuesto para vender su mercancía dañada y darse lustre ante los medios de comunicación.

En dinero, para que el lector se haga una idea más aproximada, se ha pasado de los 71,57 millones del último mandato de Mariano Rajoy a nada más y nada menos que 158,35 millones de euros que despilfarran sin freno el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos.

Esa enorme cantidad se reparte entre la Presidencia del Gobierno y los 22 ministerios, cada uno con autonomía para destinar ese dinero a las campañas publicitarias que deseen.

La estrategia de propaganda del Gobierno sanchista para 2022 tiene programadas más de 160 campañas, 167 para ser exactos.

Muchas de ellas no son, además, precisamente baratas.

La más cara de todas corresponde al Ministerio de Asuntos Economicos, el de Nadia Calviño. Roza los 23 millones de euros y versa sobre ciberseguridad.

Otra iniciativa que también sale por un ojo de la cara es la dedicada a ‘la promoción de la igualdad y puesta en valor de sociedades diversas y la no discriminación’. ¿Su responsable? Irene Montero, de Igualdad, que se gastará nada más y nada menos que cerca de los 11 millones de euros.

Para publicitar la transición energética, el gabinete sanchista se gastará en este ejercicio de 2022 más de 11 millones de euros en dos campañas.

Otros 5 millones de euros se van a destinar a hacer propaganda sobre cómo combatir la brecha de género en el deporte, cerca de 3,5 millones para darle bombo y platillo al ‘humanismo tecnológico’.

Otros 2,4 millones de euros se dedican para vender urbi et orbi las ‘excelencias’ del Ingreso Mínimo Vital. Otros cinco millones de euros van encaminados a la promoción del llamado bono cultural joven

Asimismo, a través del Ministerio de Interior, se destinarán unos 10 millones de euros, 9,95 concretamente, a iniciativas destinadas a publicitar la seguridad vial.

Para calibrar hasta qué punto el Gobierno Sánchez necesita el chute publicitario, baste señalar que 24 campañas de las impulsadas en ese plan de propaganda y autobombo saldrán por más de dos millones de euros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído